El Comercio

200 personas se apuntan a la comida al aire libre para celebrar la Virgen de El Carbayu

  • Los festejos patronales de Langreo comenzarán mañana y se prolongarán hasta el jueves, día grande, en el que Florentino Martínez leerá el pregón

Ya está todo listo para la celebración de las fiestas de la Virgen de El Carbayu -patrona de Langreo- durante mañana y el jueves. El presidente de la Sociedad de festejos, Julio González, presentó ayer el programa de actividades en el Ayuntamiento, acompañado del alcalde, Jesús Sánchez. E responsable del colectivo destacó el éxito que están registrando las denominadas 'Comidas en El Carbayu'. Se trata de una zona de mesas al aire libre que se instala el jueves, junto a la ermita, para acoger comidas de familias y grupos. «El único requisito es que la bebida se adquiera en el bar de las fiesta». Para esta actividad, que se puso en marcha hace dos años, ya hay reservas de unas 200 personas.

El día grande de las fiestas será el jueves. Será el momento en el que el Langreano de Honor del año pasado, el presidente de la asociación Langreanos en el Mundo, Florentino Martínez Roces, pregone la fiesta a partir del mediodía. Con posterioridad, se hará entrega de la distinción de 2016, que ha recaído en la empresa Alimentos El Arco. Entre los motivos para otorgar este galardón, señaló en junio el jurado, está la implicación en el desarrollo económico del concejo y su colaboración con el movimiento asociativo.

El Carbayu fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional el 19 de diciembre de 2012. Es por ello que desde la Sociedad de Festejos se indica que este nombramiento «nos obliga a intentar que el interés por las fiestas patronales de Langreo se trasmita a todos los vecinos, independientemente de donde residan. Esperamos que las personas se animen a disfrutar de estas fiestas lúdico-religiosas tan arraigadas».

El 12 de septiembre de 1954 se oficializó a la Virgen de El Carbayu como patrona de Langreo. La organización instituyó el premio de Langreano de Honor en 1976. Todos los nombres que han sido distinguidos con este reconocimiento son grabados en una placa que encuentra junto a la ermita en el alto de El Carbayu.