El Comercio

Aller reivindica que Fuentes de Invierno abra todos los días

  • El sector turístico afirma que la medida de ahorro de cerrar los lunes, impuesta en 2012, «genera confusión en el usuario»

El sector turístico de Aller ya se encuentra preparando el inicio de la próxima temporada de nieve, que el Principado prevé que sea entre los días 2 y 5 de diciembre, coincidiendo con el puente festivo de la Constitución (el 6 de ese mes). La agrupación que aglutina a las empresas vinculadas a la estación de Fuentes de Invierno, Aller Experiencias, tiene la esperanza de que en esta ocasión no haya cierre de un día a la semana, medida de ahorro económico que se impuso en 2012 y que se mantuvo hasta el último periodo en el equipamiento allerano. No fue así en Valgrande-Pajares, que tiene un sistema de gestión diferente, directo por parte de la Dirección General de Deporte. «Es preciso que abra todos los días para evitar confusiones en el usuarios y poder realizar ofertas con antelación», señalaba el presidente de la asociación y director de la Escuela de Esquí, Armando Valdés.

La medida intermedia adoptada en la temporada anterior fue calificada por Valdés «como un parche». El Principado, en vez de ordenar el cierre de todos los lunes, ordenó la clausura de doce días en la temporada, para poder ajustarlos dependiendo de las necesidades de cada momento y de la disponibilidad de nieve. El inicio del calendario se tuvo que retrasar hasta enero, por lo que al final se pudo disfrutar de las pistas sin clausura alguna. El ahorro ya se produjo con el cierre forzado por las malas condiciones meteorológicas.

La petición, apunta Valdés, ya ha sido trasladada en varias ocasiones al director general de Deporte, José Ramón Tuero, «sin que haya habido respuesta al respecto. Por eso, reclamamos que se abra con normalidad; esto es, todos los días, sin cierre semanal», afirmó el presidente de Aller Experiencias.

El modelo de gestión indirecto de este equipamiento hace que el Principado contrate un número determinado de días para la apertura de las pistas, ochenta en concreto, a la empresa pública Recrea. La medida de ahorro generó -en la temporada 2012-13- multitud de quejas de los trabajadores dependientes de forma directa del Principado (los de Valgrande-Pajares, en Lena), de hosteleros que dependen de la temporada de nieve y también de los usuarios, que hasta cerraron la temporada con una manifestación. Al año siguiente, el Principado suprimió este cierre de un día a la semana, pero solo en la estación lenense.