El Comercio

«Es hora de soltarse la melena»

Antonio Suárez y Jesús Gutiérrez, disfrutando ayer de las fiestas de San Nicolás en Campiellos.
Antonio Suárez y Jesús Gutiérrez, disfrutando ayer de las fiestas de San Nicolás en Campiellos. / ROMÁN
  • El cónsul de México en Asturias pregona los festejos de Campiellos

  • La localidad coyana celebra San Nicolás con la presencia del empresario asturmexicano Antonio Suárez

La localidad coyana de Campiellos se une para festejar San Nicolás, una celebración en la que sus vecinos, además de presumir de patrón, se sienten orgullosos de contar estos días con un vecino ilustre: el empresario asturmexicano Antonio Suárez, cuya principal virtud, para los residentes, es que «tiene muy claro qué es de Campiellos y lleva muy en gala ser coyán». Por eso, a nadie le extraña encontrárselo por el pueblo, donde pasó sus primeros años de vida a pesar de nacer en Oviedo. Les gusta verlo subir hacia la casa blanca con el número doce, dejando el hórreo a las espaldas, a menudo acompañado de parte de su familia. En Campiellos todos lo conocen, al igual que a su hija Fernanda y a su hermana Emi. Es un vínculo que se consolidó en 2012 cuando fue pregonero de estos festejos, y repasó su árbol genealógico con claras raíces en esta pequeña localidad. Sus vecinos agradecen su empeño por «ayudar a Asturias».

Este año Suárez, presidente, máximo accionista y fundador de la conservera Grupomar-México, uno de los más importantes conglomerados del sector pesquero-industrial y portuario de Latinoamérica, ha tenido un fuerte rival. Campiellos ha contado con un pregonero nuevamente de lujo, un coyán «con antepasados de cientos y cientos de años, muy orgulloso de ser de Campiellos». Se trata del cónsul de México en Asturias y León, Jesús Gutiérrez Rodríguez, que envió un mensaje optimista a los vecinos para que disfrutasen de sus fiestas. «Quiero animar a la gente para que después de un año duro se suelte la melena y lo pase bien. Aunque, hoy en día, las fiestas de pueblo ya no son lo que eran, porque hay muchas, tenemos que disfrutar las nuestras». Recordó los nombres ilustres que salieron de este valle como «Fermín Canella, Wenceslao Roces, los empresarios de El Pollo Campero, hoy en Guatemala, y el propio Antonio Suárez».

Los festejos continuarán esta tarde con un maratón de tute y parchís, y el VI concurso de tortilla de patata. Mañana será el día grande con pasacalles, misa de honor a San Nicolás seguida de procesión y puya del ramu. La tarde se dedicará a los niños para terminar con una gran verbena.