El Comercio

Asistentes al homenaje en el pozo Funeres.
Asistentes al homenaje en el pozo Funeres. / M. V.

Los jóvenes recuerdan sin rencor en el pozo Funeres

La cita del socialismo con la historia de los represaliados tiene una herida que se recuerda cada año, con dolor, pero sin rencor. Es el pozo Funeres a donde cada año acuden muchos jóvenes «para que este recuerdo no muera y evitemos que pueda repetirse», apunto el regidor lavianés, Adrián Barbón. A esta sima natural, fueron arrojadas una veintena de personas, algunas de ellos con vida, que profesaban ideas socialistas, durante la dictadura franquista. Unas 200 personas acudieron ayer a Funeres para celebrar el acto en memoria de las personas asesinadas por las brigadas fascistas. El portavoz del grupo socialista en el Senado, Óscar López, acudió junto a Barbón y otros dirigentes del PSOE en la región.

La grave situación de la minería y el bloqueo en la formación de Gobierno en España fueron algunos de los asuntos que salieron a colación en el acto, junto al recuerdo de las víctimas.