El Comercio

¿Es el corredor del Nalón una carretera segura?

El corredor a su paso por Barros.
El corredor a su paso por Barros. / Juan Carlos Román.
  • La respuesta divide a los usuarios entre los del «no» y los del «sí , siempre que se respete la velocidad»

  • Para reducir los accidentes y el tráfico de esta vía, que une Riaño y Tarna, solicitan «su desdoblamiento urgente desde Sama a Laviana»

El año pasado al menos dos personas perdieron la vida en la AS-117, conocida comúnmente como el corredor del Nalón, y varias decenas se vieron involucradas en accidentes en los que solo hubo que lamentar daños materiales. En lo que va de año ya se han contabilizado más de una decena de accidentes sin víctimas mortales. Uno de los últimos tuvo lugar el 24 de agosto cuando tres coches colisionaron entre sí entre la localidad lavianesa de Barredos y la sanmariniega de Blimea.

Unos datos que han hecho que los vecinos del valle se encuentren divididos entre los que consideran el corredor es una carretera peligrosa –e incluso prefieren evitarla– y los que creen que podría ser segura si realmente todos los conductores respetasen los límites de velocidad de esta vía de 65,5 kilómetros que une Riaño con Tarna.

«Por una razón o por otra, casi semanalmente hay un accidente y solo hace falta fijarse un poco para ver la cantidad de ramos de flores que se ubican en los laterales de la carretera», indica Patricia González, quien coge el coche casi a diario de La Felguera a El Entrego.

Para Bruno Trujillo, un vecino de Laviana que trabaja en La Felguera y se ve obligado a coger el corredor cada día desde hace más de seis años, el corredor «es una carretera muy complicada. Los carriles de aceleración son demasiado cortos, las salidas son peligrosas y hay cruces con muy poca visibilidad», enumera.

Y es que «cada poco hay golpes por ese motivo», reitera Katia García, víctima de un accidente en el mes de mayo. «Desde entonces conduzco con mucha más precaución», indica esta vecina de Laviana, que asegura que las obras continuas en las inmediaciones de la calzada hace que la vía exija una mayor atención. «Por no hablar de las pozas que se forman cuando llueve», añade.

Para quien tampoco es segura es para Gina Villalba, quien a pesar de no conducir ve «muchas zonas que no tienen visibilidad y el firme no está en buen estado». Una idea que comparte Javier Fernández, quien tampoco conduce pero es un copiloto muy atento. «De La Felguera a El Entrego hay, por lo menos, un punto ciego y una rejilla sin arreglar», indica este felguerino.

Y es que esta carretera, que se comenzó a construir en los años noventa se hace aún más peligrosa debido «a lo poco que se respetan los límites de velocidad. Solo hay que ver las marcas de ruedas por frenazos que hay en la calzada», apunta Trujillo.

«A mí casi me llevan dos veces por delante al incorporarme al corredor. No hay ninguna señal que indique que hay que reducir cerca de los accesos», señala Manoli Conchesco, quien a pesar de respetar la velocidad de la vía se ha visto involucrada en las maniobras incorrectas de otros conductores.

«No es la primera vez que me encuentro un coche adelantando invadiendo mi carril», indica esta vecina de La Felguera para quien, a pesar de su experiencia, el corredor «no es una carretera peligrosa. Si todos respetásemos las indicaciones y los límites de velocidad sería una carretera tan seguro como cualquier otra», indica.

«A veces ves cada adelantamiento que te quedas frío», reitera Benigno Gil, quien también respeta la señales de velocidad y comparte la opinión de Conchesco sobre la peligrosidad de la carretera, más relacionada con «la temeridad» de algunos conductores que con las características en sí de la vía. Un parecer que apoya Estela González, natural de Madrid y residente en La Felguera. «No tiene mayor complicación, solo hay que respetar las señales».

Dos velocidades

«Hay conductores a diferentes velocidades. Te encuentras el que va a 60 y el que va a 120, de ahí que se produzcan esos adelantamientos tan peligrosos», explica Mara Gutiérrez, una llanisca afincada en La Felguera que apuesta por el desdoblamiento de la AS-117 desde Sama hasta Laviana –dado que el tramo de Riaño ya lo está desde 2006– porque, como indica el felguerino Ángel Valdés, «el sentido único es un peligro sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de tráfico que hay entre camiones y gente que trabaja fuera».

Por su parte, Luis Ángel Fernández, asegura que «si estuviera desdoblado la conducción sería mucho más segura».

Y es que según las estadísticas que se reflejaban el año pasado en el Plan Director de Infraestructuras para la Movilidad de Asturias –donde se incluye el proyecto del desdoblamiento de Sama a Sotrondio entre 2025 y 2030– la densidad de vehículos alcanzará en menos de veinte años los 42.178 vehículos al día entre ambas localidades frente a los 37.817 –un 6% vehículos pesados– que lo hicieron hace dos años cuando se presentaron los últimos datos. Lo que supondría un incremento del 10,4%.

De ahí que el desdoblamiento sea para Manuel Arias «algo urgente. En su momento se podía haber hecho pero se prefirió invertir en la carretera de Bimenes o en los túneles de Riaño, mucho menos utilizadas», indica este taxista que lleva más de treinta años en el sector.

Y debido al riesgo de accidentes y a la densidad de tráfico hay quien prefiere evitarla lo más posible, como el repartidos Francisco Ibarlucea, quien asegura que lo usa «cada día menos. Prefiero ir por los pueblos». Al igual que Raúl Coballes, quien a pesar de no haber tenido nunca ningún problema prefiere utilizar la carretera vieja –AS-17– como conductor y como ciclista. «Los arcenes son amplios pero hay mucho tráfico».

Y es que otro de los puntos conflictivos que señala Covadonga Suárez es que «en Laviana, el corredor va a dar directamente en una rotonda. Si viene alguien despistado se la lleva por delante», indica esta felguerina que utiliza ocasionalmente el corredor para ir a El Entrego y a la capital lavianesa.

A partir de ese punto todos coinciden en que, aunque hay quien no lo considera parte del corredor –sigue siendo la AS-117–, la vía mejora considerablemente «porque disminuye la densidad de tráfico».