El Comercio

La Escuela de Fútbol de Aller, «en el abismo» por una deuda municipal

  • El Ayuntamiento propone al Pleno liquidar un reintegro de 15.190 euros propiciado por una denuncia que fue archivada

Una denuncia interpuesta por el Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (SIPLA) contra el alcalde de Aller, por presunta prevaricación en la adjudicación de horas extras y pluses, incluía la posible gestión irregular del Campo de Fútbol Municipal Alfredo Gómez. Aquí se encuentra la escuela local cuyo funcionamiento corre a cargo del Club Aller Deportivo. La demanda se archivó por no encontrarse ilegalidad alguna tanto en las horas extra como en la explotación del recinto deportivo; pero quedan consecuencias de ello y ahora se reclaman más de 15.000 euros al colectivo. Se trata de la cantidad que habría recaudado por el alquiler de la cancha a terceros a pesar de tener permiso para ello, aprobado en comisión de Deporte en 2010, explicaba ayer el regidor, David Moreno.

El asunto se trata hoy en Pleno extraordinario. Esta deuda, señala al alcalde, coloca a la entidad «al borde abismo», y peligra la continuidad de la propia escuela con más de 70 chavales del concejo. Es el Servicio de Recaudación del Principado -que gestiona los tributos alleranos- el que ha iniciado un expediente de reintegro de esa cantidad, que habría cobrado el club en un periodo comprendido entre el 2010 y el 2015.

El gobierno local no comparte esta resolución por dos motivos. El primero, porque entiende que el origen del problema es una denuncia que quedó archivada. Y también porque, en este periodo, el club ha gastado en el recinto y en el mantenimiento de la actividad más de 30.000 euros, por lo que quedaría saldada la deuda. De hecho, la entidad deportiva ha presentado justificación de este desembolso.

La propuesta de la Alcaldía se centra en la mencionada liquidación de la deuda «en aras de garantizar el presente y el futuro del fútbol base y de la Escuela Municipal de Fútbol que el Aller Deportivo desarrolla en el concejo».

En la demanda archivada, además del incumplimiento del convenio de alquiler y cesión del campo de fútbol, había otras acusaciones relacionadas con la reclasificación de puestos en la Policía Local y el pago de horas extraordinarias al jefe del cuerpo municipal. En todos los casos, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lena entendió que las actuaciones del regidor allerano no incurrieron en ningún delito.

Temas