El Comercio

Valnalón recibirá 350.000 euros para formar emprendedores en la escuela

  • La iniciativa, que se puso en marcha en 2010, beneficia al año a casi 15.000 alumnos desde Infantil a Secundaria

El Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA) aportará este curso 350.000 euros para apoyar la Cadena de Formación de Emprendedores de la Ciudad Industrial Valle del Nalón (Valnalón), según acordó ayer el Consejo de Gobierno. Con este proyecto, Valnalón persigue fomentar las habilidades de los estudiantes, desde Primaria hasta Formación Profesional o Bachillerato, con el fin de que «sean capaces de desarrollar ideas originales y llevarlas a la práctica».

Los últimos cuatro acuerdos de concertación social han reconocido la importancia de esta iniciativa, que desde 2010 ha beneficiado a 88.692 alumnos de 1.768 centros educativos, según datos aportados por el Ejecutivo regional. Es decir, llega a casi 15.000 estudiantes por año. Valnalón desarrolla, gracias a esta subvención, ocho programas en el marco de la cadena de formación. Entre ellos, destacan 'Añerando', que contribuye al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual del alumnado de Educación Infantil mediante el aprendizaje de habilidades y actitudes de colaboración. Pero hay más. También figura el 'Proyecto educativo de tecnología, innovación y trabajo', en el que se fomenta la innovación tecnológica, la creatividad y el espíritu emprendedor entre los estudiantes de Secundaria. Y otro de ellos es el 'Taller para emprender', que va dirigido también al alumnado de ESO, y pretende despertar la inquietud empresarial y apoyar a las personas que, por sus cualidades, pueden llegar a ser emprendedoras.

Asumir riesgos y planificar

Todos los programas de la cadena tratan de favorecer el trabajo en equipo, la interacción entre estudiantes y profesorado y los vínculos de la comunidad educativa con el mundo empresarial. A través de estas iniciativas, Valnalón ayuda a los jóvenes a ser creativos, apostar por la innovación, crear redes de apoyo, asumir riesgos y planificar el trabajo, fomentando así el espíritu emprendedor.