El Comercio

Los esquiadores anuncian un «invierno caliente» para exigir inversiones en Pajares

  • La plataforma en defensa de la estación invernal ejercerá «medidas de presión» para lograr un nuevo remonte

Los usuarios agrupados en la Plataforma Pro Valgrande-Pajares afirman que «a día de hoy» solo hay una certeza sobre el futuro de la estación invernal: «Que el Principado ha anunciado la clausura de uno de los principales remontes, el del Cuitu Negro, sin una solución prevista a corto plazo». Por eso, el portavoz de esta agrupación, Javier Noriega, califica de «bandazos políticos los titulares sin contenido alguno que el director general de Deporte, José Ramón Tuero, lanza cada poco». Se refería al último anuncio hecho por el responsable regional: la intención de construir un nuevo telesilla, pero sin dar plazos. «Anunciamos un invierno caliente en cuanto a la presión que vamos a ejercer para exigir las inversiones que el equipamiento precisa», advierte el colectivo.

En junio, Deporte anunciaba una iniciativa encaminada a reducir drásticamente el coste de dotar a la estación de un moderno remonte desembragable. Se dijo que se aprovecharía la actual estructura del telesilla del Brañillín -que tiene 25 años- y que costaría unos cuatro millones de euros, en lugar de los siete de uno totalmente nuevo. Tuero afirmó el miércoles que, tras análisis más profundos, la reducción de costes no era tan abultada. De hecho, que la inversión sería similar, y que, por tanto, se priorizaba de nuevo la construcción desde cero en el trazado del telesilla que ahora se clausura. Lo anunció, pero sin ofrecer plazos.

La plataforma reclama un calendario para abordar la modernización de estas instalaciones con el fin de que no pierda usuarios.

Debate plenario

Esta plataforma -que surgió al anunciar Deporte en mayo el cierre del remonte del Cuitu Negro por seguridad- está formada por diecinueve entidades y asociaciones, entre las que hay ayuntamientos (Lena y Villamanín), clubes deportivos, hosteleros, el pueblo de Pajares, trabajadores y concesionarios de la estación. El colectivo anuncia que ejercerá «una gran presión para que el Gobierno regional actúe y modernice las instalaciones». De hecho, el telesilla que se clausura en octubre cumple 47 años en servicio. «Apuntaremos todas las deficiencias que presenta la estación para que se corrijan», señaló Noriega.

Miembros del colectivo han anunciado su asistencia hoy en el Pleno de la Junta General del Principado. La Cámara debate una proposición no de ley en la que reclaman todos los grupos de la oposición un plan de inversiones para la estación invernal de Valgrande-Pajares y se mantenga abierto el remonte. A este asunto se refirió el miércoles el director general de Deporte. Tuero reiteró los motivos que propician el cierre del telesilla: «Por seguridad; no se trata de una medida caprichosa, tenemos un informe de nuestro responsable técnico en el que se dice que hasta aquí llegó el remonte y que su vida útil ha finalizado».

Aseguró que no se trata de un tema económico, a pesar de que la revisión que tocaba este año suponía un coste estimado de unos 400.000 euros. «Hemos hecho todo lo posible económicamente para que funcionara hasta este año. Llegamos incluso a hacer una disección de una pilona que no lo ha hecho nadie en el mundo -añadió-. Es decir, se estudió en profundidad y, efectivamente, aparecieron múltiples patologías que se fueron subsanando».