El Comercio

Aller destaca las condiciones del concejo como destino turístico para ver la berrea

David Moreno y Encarnita Díaz, en la presentación.
David Moreno y Encarnita Díaz, en la presentación. / J. M. PARDO
  • Los empresarios turísticos de la asociación Aller Experiencias se han unido para ofrecer escapadas de fin de semana que incluyen una excursión guiada para observar el espectáculo natural

Se acerca el otoño y con él «uno de los espectáculos más llamativos de la naturaleza asturiana, la berrea de los venados». Es la época de celo de estos ungulados y los grupos de machos comienzan ya a juntarse en praderías y carbas. Al amanecer y al atardecer emiten bramidos con el objetivo de atraer a las hembras, un sonido estrepitoso y ensordecedor que sobrecoge a quienes lo escuchan por primera vez. «Los montes del concejo de Aller son idóneos para escuchar y observar este ritual» y, por ello, los empresarios turísticos de la asociación Aller Experiencias se han unido para ofrecer escapadas de fin de semana que incluyen una excursión guiada para observar la berrea. La iniciativa cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Aller así como con el patrocinio del Centro Hidroterapéutico Spa La Minería y de Deportes Telesquí.

El Centro Cultural de Moreda acogió ayer la presentación de este programa turístico, que fue llevada a cabo por el alcalde, David Moreno, y la secretaria de la asociación turística Aller Experiencias, Encarnita Díaz Trapiello. Durante su intervención, el regidor destacó que «el concejo se ha convertido en un destino referente para la observación de la berrea en Asturias». Asimismo, señaló que «el éxito de este producto turístico es fruto de muchos años de trabajo, constancia y unión del sector empresarial para consolidar una oferta diferenciadora». Añadió también que «se trata de una actividad singular y atractiva, que permite desestacionalizar la demanda turística».

En total son doce los alojamientos que a partir de este fin de semana ofrecen escapadas que incluyen dos noches de alojamiento, desayuno, actividad de observación de la berrea, bolsa de pic-nic y una visita guiada a dos iglesias románicas del municipio. Los precios de los paquetes van desde los 58 euros hasta los 120 euros por persona, en función del tipo de alojamiento y de si se escoge la opción de media pensión.

Las salidas tienen lugar al amanecer y al atardecer, momento en el que los machos inician el ritual de celo. Un guía experto conducirá a los turistas, en grupos reducidos, a los mejores puntos de observación, para lo cual será necesario hacer una caminata de dificultad media y de unas dos horas de duración aproximadamente.

Para aumentar las posibilidades de avistamiento es recomendable que los participantes en la excursión vayan pertrechados de ropa de tonos oscuros, prismáticos, que no utilicen perfumes y que se mantengan en silencio. Las ofertas estarán disponibles durante los meses de septiembre y de octubre y hasta el final de la época de celo; esta última puede variar en función de las condiciones meteorológicas.