El Comercio

La tradición se impone en La Cerezal

Los artesanos realizaron demostraciones ante el público.

Los artesanos realizaron demostraciones ante el público. / J. M. Pardo

  • Más de cuarenta puestos toman parte en el mercáu organizado por la asociación Los Pataqueros

La asociación cultural y medioambiental Los Pataqueros celebró ayer una nueva edición, la séptima, de su Mercáu Tradicional de La Cerezal-Santa Bárbara, que contó con la participación de 45 puestos de artesanía y alimentación, talleres en vivo y actuaciones musicales.

Fueron numerosos los asistentes a esta cita, que comenzó poco después de las once de la mañana con una oferta variada de puestos de artesanía desde donde se exhibieron los trabajos más ancestrales hechos a mano para la confección de cestas, madreñas, encaje de bolillos o elaboraciones en fieltro, así como de talla en piedra, madera y hueso, sin olvidar uno de costura con un telar antiguo. También participaron en la muestra un ferreru y una desnatadora de leche.

Los puestos de artesanía compartieron espacio con los tenderetes de alimentación, que ofrecieron diversidad de productos ecológicos, dulces caseros y otras elaboraciones, como empanadas o bollos preñaos. La mayoría de los participantes procedían de la comarca del Nalón, aunque también de otros municipios asturianos.

A la una de la tarde se celebró una misa en la capilla del Sagrado Corazón en honor a la Virgen del Carmen. Media hora más tarde, dio comienzo el concierto de la Banda de Música de San Martín del Rey Aurelio y, ya por la tarde, llegó la actuación de la Banda de Acordeones de Villoria. También hubo una exhibición de tiro con arco a cargo del club de Arqueros de San Martín.

Éxito en Cenera

No fue el único mercado de las cuencas mineras. Uno de los que tiene más arraigo en Mieres es el de Cenera, que se clausuró ayer tras un fin de semana de actividades culturales. El presidente de la Asociación por un Cenera Mejor, José Álvarez, calificó de exitosa la afluencia de público, sobre todo, durante el día de ayer, en el «que nos acompañó el tiempo». Esta cita reunión a casi setenta artesanos.