El Comercio

«Con el código ético del PSOE, David Moreno debería irse»

«No hay persecución alguna contra el alcalde. En el PP, desde la oposición, hacemos la labor de control y fiscalización que tenemos que realizar en el municipio». El concejal Antonio del Peño respondía así ayer al regidor, el socialista David Moreno, quien había criticado la persecución política que considera que sufre a través de la «judicialización» de la vida municipal. «Con el código ético del PSOE, ya debería haber dado un paso atrás», señalaba el popular.

Del Peño se refería al proceso judicial por prevaricación en el que se encuentra inmerso el político socialista por el caso de las subvenciones a una asociación deportiva, caso por el que el Tribunal de Cuentas le ha embargado 29.000 euros. «No se nota la preocupación, viendo lo que pasó en el último Pleno», ironizaba el edil popular, cuando el PSOE votó a favor de perdonar una deuda a otro colectivo; «otra prevaricación».

«Él es el único que con sus ilegalidades se persigue a sí mismo», incidió Del Peño, quien lamentó la «podredumbre moral» del alcalde por «maniobrar» para perder la citada votación.