El Comercio

La FSA defiende su código ético frente a los populares en el caso del alcalde de Aller

La Federación Socialista Asturiana (FSA) replicó ayer al PP en Aller, que había indicado que el alcalde de este municipio tendría que haber dimitido ya en aplicación del código ético de los socialistas. Lo hizo después de conocerse, como adelantó EL COMERCIO, que el Tribunal de Cuentas le ha embargado al regidor, David Moreno, 29.000 euros; una medida vinculada a la acusación contra él por un supuesto caso de prevaricación.

«Tenemos un código ético que es público y notorio y del que se ha dado prueba en varias ocasiones que se aplica a rajatabla cuando a algún cargo público del partido se le ha abierto juicio oral por parte del juez», respondieron los socialistas al PP, partido que formuló la denuncia contra Moreno.

La secretaria de Política Municipal de la FSA-PSOE, Elsa Pérez, recrimina al PP sus manifestaciones sobre el alcalde de Aller y le reprocha que «no solo no tenga código ético sino que, a la vista de casos no ya similares al citado sino de mucha más gravedad, tenga siquiera ética».

El regidor está siendo investigado por una posible contratación irregular a través de las subvenciones concedidas desde 1997 a la Asociación para la Enseñanza y Promoción del Deporte en el concejo a pesar de saber -dice el fiscal- que no cumplía con los requisitos para obtener las ayudas. Se le acusa a él y a Gabriel Pérez Villalta de un delito de prevaricación continuada. El nuevo titular del juzgado número 2 de Instrucción de Lena ha dado los primeros pasos para iniciar un proceso oral contra ambos.

Temas