El Comercio

Los ecologistas denuncian la conversión de una senda en pista en el concejo de Aller

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha denunciado ante la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales la ampliación de un senda peatonal (con categoría PR) hasta convertirla en una pista que va desde la localidad de Lananzanes hasta el puerto de Piedrafita, en el concejo de Aller, en un tramo de nueve kilómetros.

Durante las obras, sostienen que se amplió la base de la pista en algunos puntos, lo que hace que ahora tenga unos siete metros de ancho. Los ecologistas aseguran que «se arrasó con toda la vegetación de sus orillas a pesar de tratarse arboles importantes en una zona de bosque maduro, hayas centenarias y castaños enormes». «Todo está talado y devastado en la orilla de la pista realizada», indican los ecologistas.

Las obras, añaden, se ejecutaron en una zona «de gran riqueza biológica con la presencia de osos y cantaderos de urogallos, que se han visto afectados sin un estudio de impacto ambiental». Y aseguran que incluso el Principado había denegado estas obras solicitadas por los vecinos en varias ocasiones. «Como no se la dieron, se tramitó como limpieza sin más con este grave resultado», aseguran.

Temas