El Comercio

Aparecen trozos de carne envenenada en el parque del distrito de Riaño

Una vecina, con su mascota, en el parque de Riaño en el que se detectó el problema.
Una vecina, con su mascota, en el parque de Riaño en el que se detectó el problema. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • La asociación de vecinos insta a los propietarios de mascotas a estar alerta tras enfermar algunos perros

El envenenamiento de animales se está convirtiendo en una práctica demasiado habitual en la comarca minera del Nalón. El temor de los propietarios, principalmente de perros, ha llevado a que en los últimos meses se haya alertado de la presencia de carne envenenada en espacios de esparcimiento en distintas localidades del valle del Nalón.

La última alerta -confirmada por varios propietarios de perros que han terminado con sus animales en el veterinario; de hecho, algunos han denunciado los hechos ante la Policía Local -se produjo en el distrito langreano de Riaño la pasada semana. Los propietarios de varios perros se encontraron durante su paseo diario con sus mascotas trozos de salchicha con una aspecto sospechoso, incluso algunos hablan de que en había alfileres en varias de las piezas de carne.

Estas personas recogieron los trozos que vieron por la zona para que ningún perro pudiera resultar envenenado. «La zona estaba plagada de trozos de salchicha», incidían. Aunque a pesar de sus esfuerzos, se cree que varios perros llegaron a ingerir algún trozo de carne ya que presentaron síntomas de malestar, aunque no se conoce que haya muerto ninguna mascota debido a esta circunstancia.

La alerta para que los propietarios de animales estuviesen atentos en estas zonas se dio desde la asociación de vecinos de esta localidad, tras conocer lo sucedido por parte de estos propietarios. De momento, no se ha conocido que nadie haya vuelto a dejar salchichas envenenadas en otras las zonas verdes del concejo.

Esta no es la primera vez que en Langreo se avisa a los propietarios de perros de la presencia de trozos de salchicha envenenados.

Una situación que se ha repetido en otras poblaciones de la comarca del Nalón, como en Pola de Laviana, donde en los últimos meses varios propietarios de animales aseguran haber hallado piezas sospechosas aunque no se pudo comprobar que hubiese envenenamientos.

Temas