El Comercio

Hunosa diseña un plan para que los centros de salud del Nalón rebajen su factura energética

Hunosa continúa apostando por introducirse en el ámbito de la sanidad. Si en 2008 inició la venta de desfibriladores y años más tarde introdujo la geotermia en el nuevo hospital Álvarez-Buylla de Mieres, ahora su apuesta se centra en el ahorro energético con las energías renovables en los centros de salud asturianos, comenzando por el valle del Nalón.

La gerencia del Área Sanitaria VIII y Hunosa rubricaban ayer un acuerdo que busca mejorar la eficiencia energética de los diecinueve centros de salud del valle del Nalón y proponer medidas para rebajar gastos en esta materia. El coste del convenio asciende a 14.400 euros.

Un 10% de ahorro

La hullera pública realizará una auditoria energética, que espera presentar a finales del presente año, de los citados equipamientos sanitarios. Analizados los resultados, y buscando un ahorro de en torno a un 10% como mínimo por centro, se propondrá a la gerencia sanitaria soluciones. Además de rebajar la factura, la idea es también avanzar en materia de protección del medio ambiente. En ese sentido, en el proyecto se identificarán y evaluarán las distintas soluciones para reducir las emisiones de CO2.

Hunosa, representada en el acto de la firma por su presidenta, María Teresa Mallada, espera continuar colaborando con la gerencia del Área VIII para impulsar el uso de energías renovables, como la geotermia.

El gerente del Área Sanitaria del Nalón, Tácito Suárez, explicó que con esta nueva medida se pretende trabajar en una cambio «en la mentalidad de los profesionales y la población de forma que sean conscientes de su necesaria contribución para la consecución de un entorno medioambiental sostenible».

Temas