El Comercio

Descubren un túmulo y varios objetos neolíticos en San Martín del Rey Aurelio

Los investigadores trabajando este verano en el túmulo.
Los investigadores trabajando este verano en el túmulo. / E. C.
  • El hallazgo, el primero de este tipo en el valle del Nalón, se ubica en la campa de L'Españal y data del año 3.000 antes de Cristo

En San Martín del Rey Aurelio se ha descubierto un túmulo o tumba del Neolítico en la campa de L'Españal, en el monte de La Casilla, que data del año 3.000 antes de Cristo. También se han localizado varios objetos vinculados a rituales funerarios en una investigación arqueológica encargada por el Ayuntamiento en colaboración con la Consejería de Educación y Cultura.

El proyecto de investigación arqueológica surgió durante unas obras de reforestación de La Casilla, cuando por azar aparecieron indicios que apuntaban a un posible yacimiento en la zona. El Ayuntamiento paralizó las obras y delimitó un perímetro de protección para acto seguido encomendar a un equipo de investigadores, dirigidos por los arqueóloga Covadonga Ibáñez, la excavación, que se llevó a cabo durante los meses de junio y julio.

«Descubierto el hallazgo, en el Ayuntamiento, convencidos de que tenía relevancia para el futuro del municipio desde el punto de vista cultural y turístico, apostamos por seguir adelante, asumiendo la financiación de la intervención y aportando medios humanos y materiales en todo el proceso», explicó la edil de Cultura, María Alonso.

Los trabajos han constatado la presencia de un túmulo que aporta importantes datos para el conocimiento que hasta ahora se tenía sobre los usos funerarios en el Neolítico en la cuenca del Nalón ya que se trata de la primera investigación arqueológica con metodología sistemática llevada a cabo sobre un túmulo en el valle.

Posible segunda campaña

El hallazgo revela en concreto la presencia de un monumento funerario fechado por el método del Carbano 14 a principios del tercer milenio antes de Cristo y de reducidas dimensiones, unos seis metros de diámetro. Se han excavado 28,5 metros cuadrados, algo menos de la mitad del espacio tumular identificado, lo que quiere decir que esta pequeña joya podría albergar nuevos descubrimientos si continúan las excavaciones.