El Comercio

La capilla del asilo de Ciaño espera a la Virgen del Carbayu

Iglesia del asilo de Ciaño, donde se prevé llevar la talla de la Virgen del Carbayu.
Iglesia del asilo de Ciaño, donde se prevé llevar la talla de la Virgen del Carbayu. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • Operarios municipales intentan sin éxito abrir la urna para comprobar el estado de la talla mientras el gobierno local ultima los detalles del traslado

Con los brazos abiertos esperan a la talla de madera de la Virgen del Carbayu en la capilla del asilo del distrito langreano de Ciaño cuando ésta sea retirada de su actual ubicación en el Ayuntamiento de Langreo.

Y así se lo hizo saber la directora del citado equipamiento, gestionado por Mensajeros de la Paz, al alcalde, Jesús Sánchez, durante un encuentro causal que mantuvieron durante las fiestas de Ciaño. Conversación en la que estuvo presente el padre Ángel, que ve con buenos ojos que el asilo acoja a la patrona de Langreo, un centro que, además, lleva su nombre: Residencia Virgen del Carbayu.

La responsable de la residencia aseguraba ayer que «nuestra capilla es un buen lugar para acoger a la Virgen, la recibiremos con respeto, aunque sin nada especial». La ubicación elegida es, en principio, la capilla del asilo, aunque de momento no tienen preparado nada. «El Ayuntamiento sabe que pueden traerla, pero hasta el momento no nos han confirmado nada de forma oficial». La idea que se maneja es colocarla en algún pedestal dentro de la iglesia, cerca de otras imágenes religiosas.

El traslado se quiere realizar desde el respeto, sin que haya publicidad ni actos organizados; un acogimiento «sencillo». «Es normal que la Virgen esté en una iglesia, no queremos más», dicen en el asilo.

Según ha podido saber EL COMERCIO; el equipo de gobierno (IU y Somos) ha recibido otros ofrecimientos para acoger a la imagen, pero, en principio, no serían escenarios idóneos. Entre estas propuestas, la formulada por los ediles del PP langreano, quienes llegaron a sostener que antes de que la talla acabe en una caja o en algún almacén municipal estaban dispuestos a colocarla «en nuestro despacho». Pero, al igual que su actual ubicación, es un espacio municipal que no puede acoger imágenes religiosas. Tampoco podría depositarse en alguno de los centros sociales del municipio.

El equipo de gobierno se reunía ayer para tratar de encontrar el momento oportuno para retirar la talla de madera. Un acto al que tampoco se le quiere dar publicidad, se retirará la talla en los próximos días desde «el respeto» y en cumplimiento de la igualdad de religión que se pide en la Red de Municipios Laicos a la que el concejo se adhirió con los votos de IU, Somos, PSOE y Ciudadanos.

Mientras, los vecinos que defienden la continuidad de la imagen en la Casa Consistorial siguen recogiendo firmas y reiteran que quieren que se convoque un referéndum, algo que no parece vaya a suceder. «Si fuera el principal problema del concejo, convocaría esa votación», dejaba claro el miércoles el alcalde.

La capilla del asilo de Ciaño espera a la Virgen del Carbayu

De hecho, el equipo de gobierno quiere poner fin en el menor tiempo posible a esta situación en un intento de calmar los ánimos de los vecinos tratando de que vean que se trata de algo normal. «Tenemos que cumplir con la igualdad religiosa en los edificios municipales sin ofender a nadie y sin perder el respeto a ninguna religión», defienden.

Mecanismo defectuoso

El primer paso para esta retirada fue la aprobación de la moción que unía a Langreo a la Red de Municipios Laico. Fue el pasado mes de abril en sesión plenaria, con los únicos votos en contra del PP. Y a este acuerdo se remite el equipo de gobierno para justificar sus actuaciones. El segundo se dio en la mañana de ayer, cuando operarios municipales, tras subirse a una escalera, trataron de comprobar el estado de la urna y de la propia talla de la patrona de Langreo.

Una tarea que se encontró con un contratiempo inesperado. La urna de cristal en la que se depositó la imagen en 1954 no pudo ser abierta ya que el mecanismo no funcionó. Ayer nadie recordaba en el Consistorio que alguien la hubiese abierto en alguna ocasión. La retirada de la imagen es inminente, aunque antes de llevarla a su nueva ubicación definitiva podría depositarse de forma temporal en dependencias municipales para evitar tensar más los ánimos.

Temas