El Comercio

La Virgen del Carbayu ya duerme en Ciaño

vídeo

Dos operarios proceden a sacar la talla de la Virgen de su urna. / FOTOGRAFÍAS: JUAN CARLOS ROMÁN

  • El gobierno de Langreo traslada la imagen a la residencia de mayores con total discreción y la máxima seguridad

  • Operarios municipales sacaron la talla de su urna en el Ayuntamiento a las tres de la tarde, cuando no quedaba nadie en el interior del edificio

La imagen de la Virgen del Carbayu, patrona de Langreo, pasó la noche en su nueva ubicación, en la capilla del asilo de ancianos de Ciaño, equipamiento gestionado por Mensajeros de la Paz, que preside el padre Ángel García. La talla fue sacada ayer por la tarde hacia las tres y cuarto de la Casa Consistorial, en Sama, en una operación de traslado que se ejecutó con sumo cuidado, respeto y solemnidad por lo que representa la imagen.

Los responsables del gobierno local -una coalición de Izquierda Unida y Somos- quisieron realizar el traslado de la talla de la patrona de Langreo con la máxima discreción posible; en la memoria todavía están los ecos de la tensión vivida en ese mismo lugar cuando el pasado martes cientos de personas increparon a los concejales por su intención de sacar la talla de Virgen del recinto que ocupó desde 1954.

La planificación del traslado de la Virgen estuvo diseñada al más mínimo detalle. A las ocho de la mañana de ayer, dos operarios municipales abrían la urna de cristal que preside la entrada del Ayuntamiento. Había cierto temor a que cualquier cambio ambiental pudiera afectar a la imagen. De momento, no se saca de su lugar.

Los trabajadores realizaron mediciones bajo la atenta mirada del alcalde, Jesús Sánchez (Izquierda Unida). El regidor no hace declaraciones sobre el asunto; lo único que quiere es cumplir con las estipulaciones que recoge la adhesión de Langreo a la red de municipios laicos, paso que se dio en un Pleno en mayo y que contó con el apoyo del PSOE y Ciudadanos. Solo registró el voto en contra del PP.

Medición para la caja

Poco después de las ocho y media de la mañana los operarios se marcharon con las medidas, el siguiente paso era construir una caja de madera para proceder con el traslado. El resto de la mañana, el Consistorio registró su actividad habitual. Para evitar miradas indiscretas, se esperó hasta la última hora de apertura del Ayuntamiento.

Dos trabajadores municipales llegaban a las tres con una escalera para bajar la imagen de la urna. El alcalde seguía la operación, acompañado del concejal de Cultura, José Alberto Caveda, y del edil de Hacienda y Patrimonio, Luis Baragaño, estos dos últimos de Somos. En la caja, hecha para la ocasión, se dispusieron de unas telas cedidas por el asilo donde desde ayer ya está la imagen. Sobre ellas se instaló la talla, que se cubrió con sumo cuidado con otro paño.

A las tres y cuarto ya estaba en una furgoneta municipal y en destino a su nueva ubicación, la mencionada capilla del asilo de Ciaño. Tal y como adelantó EL COMERCIO, el propio asilo se ofreció a acoger la imagen en un encuentro casual con el alcalde durante las fiestas de Ciaño, celebración que abrió con la lectura del pregón el padre Ángel.

Los vecinos que defienden la continuidad de la imagen en la Casa Consistorial siguen recogiendo firmas -ya tienen mas de cinco mil- y reiteran que quieren que se convoque un referéndum, algo que no parece vaya a suceder porque el gobierno local no considera esta cuestión como una prioridad para el municipio.

El argumento al que se remite el regidor para adoptar esta medida es que hay que cumplir con la igualdad religiosa en los edificios municipales «sin ofender a nadie y sin perder el respeto a la religión».

Esta adhesión a la red de municipios laicos promocionará bautizos, matrimonios y funerales civiles y, también, se eliminaran las ayudas y subvenciones a las instituciones religiosas.

Temas