El Comercio

El Montepío impulsa un plan de ayudas para alumnos sin recursos

  • Destinado a estudiantes de Primaria, Secundaria y Universidad, pretende con él «cubrir el vacío dejado por el Estado tras la reducción de becas».

El Montepío de la Minería continúa con el desarrollo de su plan social que inició hace ya dos años. La mutua impulsa la creación de un programa de apoyo a los universitarios de las Cuencas. En una primera fase, la entidad creará una línea de becas para estudiantes -cuya cuantía está todavía por determinar- para «cubrir en nuestras posibilidades el vacío dejado por el Estado con la reducción de estas ayudas económicas al estudio». Esta actuación inicial se pondrá en marcha en breve, junto a una serie de iniciativas que todavía se encuentra en fase de desarrollo. Asimismo, también se crearán ayudas específicas para los alumnos de Formación Profesional.

La primera Comisión Regional de la mutua, celebrada esta semana, aprobó el tercer programa de becas al estudio para el curso 2016-17 orientado a Primaria y Secundaria, una línea que retomó el presidente del Montepío, Juan José Pulgar, tres décadas después de su finalización dentro de la actividad mutualista para convertirla en una de las banderas del Plan Social y Solidario de la entidad. La mutua quiere «reforzar su apuesta por las becas y la educación, que también cuentan con las subvenciones a niños y colegios de las comarcas mineras, que participan en sus cursos y campamentos de inmersión lingüística que desarrolla junto con la firma asturleonesa Nubra en Ledesma, Los Alcázares y Felechosa (convivencia intergeneracional) denominados Wake up y Base camp».

Estas ayudas cuentan con un fondo de 15.000 euros. El nuevo responsable del área del Plan Social y Solidario dentro del Montepío, Armando Fernández Natal, anunció un adelanto de casi dos meses en el lanzamiento de la convocatoria con el fin de que las familias mutualistas puedan contar antes con esta ayuda al estudio en enseñanzas obligatorias. En sus dos primeras ediciones se han beneficiado unos 340 estudiantes.

Convocatoria social

Además, a lo largo del curso, se irán informando sobre el resto de ayudas del Plan Social, que van desde exenciones a mutualistas parados de larga duración, nuevas parejas, natalidad, discapacidad y programas respiro, vacaciones solidarias y rebajas a personas mayores que requieran una plaza residencial, aprovechando el recurso de Felechosa como residencial puntera al servicio del propio plan social.

Por otro lado, Pulgar pidió un esfuerzo para llegar a las familias y explicar los servicios que brinda la entidad y la necesidad de incorporar a jóvenes (de hasta segunda generación) al proyecto social y solidario para lograr más afiliados. En la actualidad el censo mutualista se mantiene ligeramente por encima de las once mil familias, con un repunte