El Comercio

Vecinos de La Pomar alertan de carreras ilegales los fines de semana

La zona felguerina de La Pomar donde los vecinos aseguran que hay carreras clandestinas.
La zona felguerina de La Pomar donde los vecinos aseguran que hay carreras clandestinas. / J. C. ROMÁN
  • Hosteleros y residentes en el barrio felguerino reclaman más presencia policial tras el accidente del pasado sábado con cuatro heridos leves

La velocidad vuelve a La Felguera. La historia de las carreras ilegales en este distrito langreano no solo se repite, sino que casi clona el mismo recorrido que en años anteriores. Los vecinos aseguran que los fines de semana, varios jóvenes conductores utilizan el tramo que va desde el barrio de Pénjamo al aparcamiento de Mercadona para competir en velocidad. Como si de un rally se tratara.

La denuncia llega tras lo sucedido este fin de semana. Tal y como adelantó EL COMERCIO, en la noche del pasado viernes un coche se empotró contra un edificio en La Pomar. En esta zona se produjo un accidente en la madrugada del sábado: un coche se estrelló contra un portal en la zona de terrazas de La Pomar. El suceso se produjo a la una y media de la madrugada cuando, por causas que se desconocen, el conductor de un vehículo perdió el control del mismo, subió a la acera, arrasó una terraza y se empotró en un edificio. El suceso se saldó con cuatro heridos leves. Precisamente, personas que se encontraban disfrutando de la noche en una de las terrazas de la zona.

El hecho de que La Pomar se encuentre en un tramo intermedio del improvisado circuito que utilizan algunos conductores hace temer a los residentes de que lo ocurrido este fin de semana pueda ser por estas prácticas ilegales.

Por ese motivo, residentes y hosteleros de la zona reivindican que, como ya se hizo hace años, se incremente la vigilancia policial. Recuerdan que en 2011, cuando se produjeron incidentes de este tipo, la presencia de los agentes puso freno a estas carreras ilegales.

Fue después de varios meses de problemas y de que un accidente más grave hiriera al cliente de una terraza. También arrollado por un conductor que perdió el control de su vehículo.

19 detenidos en 2006

Antes de 2011 también se habían registrado problemas en el mismo barrio. Hace diez años, en 2006, la Policía llegó a detener a 19 conductores acusados de conducción temeraria en el concejo.

Los vecinos esperan ahora una acción similar. Son muchos los que narran altercados por las altas velocidades entre conductores y residentes. Afirman, incluso, que algunos vehículos «llegan a invadir las aceras por la alta velocidad a la que pasan». Una afectada, A. C., explicaba ayer que «al terminar la zona de bares de La Pomar, en la curva que va hacia el Mercadona ya ha habido varios sustos con gente que iba caminando. Es tal la velocidad que, a veces, los frenazos nos despiertan».

Los hosteleros se unieron a los vecinos en las quejas. Algunos alertaban de que «algún día puede ocurrir una desgracia porque en ocasiones alcanzan una velocidad excesiva», por lo que se suman a la petición de mayor vigilancia.

Temas