El Comercio

Higinio García, Alberto Rubio y Antonio Sánchez, en Langreo.
Higinio García, Alberto Rubio y Antonio Sánchez, en Langreo. / ROMÁN

El Montepío destituye a dos presidentes de juntas locales del sector crítico de CC OO

  • «No pueden vernos como enemigos, hemos nacido con la ilusión de trabajar por el futuro de la institución», asegura Alberto Rubio

Los presidentes de las juntas locales del Montepío en Sama, Higinio García, y Laviana, Antonio Sánchez, han sido «cesados de forma fulminante» por la dirección del Montepío. La nueva asociación de mutualistas, formada por los denominados críticos de Comisiones Obreras, asegura que han sido destituidos porque «son fundadores y afiliados» del citado colectivo, remarcaba el presidente provisional del mismo, Alberto Rubio.

La decisión de cesarles se adoptó antes de que esta institución minera integrase en su dirección a los presidentes de juntas locales de CC OO, como asesores. Los presidentes-asesores, recordó Rubio, «en su día fueron impulsores de la salida de su sindicato del Montepío». «Ahora piden el regreso de CC OO; algo está ocurriendo que se nos escapa, que no comprendemos», apostilló Rubio. Aunque, puntualizó, sí algo tienen claro es que «se está regresando a un Montepío más trinchera que nunca para el SOMA-Fitag-UGT».

El cese de estos presidentes viene a ratificar, defienden los críticos, «el humo de estabilidad que están vendiendo a pesar de no existir, ya que están reprimiendo a los discrepantes y aumentando más si cabe el oscurantismo en la mutualidad».

El presidente de la junta constitutiva de esta nueva asociación de mutualistas explicaba ayer que «llevamos más de un mes esperando para que el presidente del Montepío nos reciba, hemos solicitado una reunión para presentarle la asociación y comentar algunos temas». «Hemos nacido para trabajar por el futuro del Montepío, no pueden vernos como enemigos», remarcó Rubio.

También quiso recordar a la dirección del Montepío que «no somos solo nosotros los que estamos disconformes con las decisiones erráticas del presidente» de la entidad. «Constituimos un puente entre la gente que quiere dejar de ser mutualista, somos la última trinchera antes de irse», incidió.

Más de 120 integrantes

Esta asociación denominada Mutualistas en el Montepío de la Minería tiene 127 afiliados y asegura que va a trabajar por intentar construir «un Montepío claro, que se abra a más afiliados, con una mayor pluralidad y, sobre todo, con más transparencia». «Hay que terminar con algunas costumbres que benefician a unos por encima de otros», añadió.

El colectivo que encabeza Alberto Rubio empezó a dar los pasos para constituirse como asociación a mediados de agosto. Después de que la candidatura a la presidencia del Montepío que lideraba el propio Rubio perdiera las elecciones a la presidencia de esta entidad, unas votaciones en las que Juan José González Pulgar (SOMA-Fitag) fue reelegido con un apoyo de 174 votos frente a los 48 que obtuvo su oposición.

Con su nueva asociación, Rubio pretende reivindicar una política de gestión que incluya un plan estratégico y una auditoria de gestión. También, que se aborde la reforma estatuaria y un cambio en las relaciones laborales del Montepío.

Temas