El Comercio

«Esto no hay quien lo sostenga»

«Esto no hay quien lo sostenga»
  • El Trasgu advierte de la oleada de abandonos y la masificación de sus instalaciones, en las que este año serán recogidos unos 180 animales

La protectora animal El Trasgu, que gestiona la perrera municipal de Mieres, relata a EL COMERCIO cómo ha sido uno de sus últimos días de trabajo: «La jornada ha transcurrido así. Llegamos y nos encontramos con cuatro cachorros abandonados a la puerta y luego hubo otro en la calle. Atendimos tres avisos más con los que cerramos la tarde. La jornada concluyó con un total de siete recogidas».

De hecho, las responsables del servicio han lanzado la voz de alarma ante la saturación del albergue y la gran cantidad de trabajo que, en ocasiones, supera sus posibilidades.

En la actualidad, hay más de noventa animales acogidos, cuando la media normal no sería mayor de cuarenta. «Lo óptimo es que no hubiera ninguno», afirman en la protectora. Además de los canes que están en la perrera, hay familias y colaboradores que tienen animales acogidos en sus domicilios, de forma temporal, para paliar la saturación de la instalación.

«Más de 130 animales nuevos han pasado por nuestra protectora en lo que va de 2016. Un ejercicio que cerraremos con más de 180 ejemplares recogidos en un municipio del tamaño de Mieres, lo que es tremendo», aseguran. De hecho, El Trasgu muestra, sin tapujos, el malestar generado por esta situación. «Esto no hay quien lo sostenga, por el trabajo, el sitio y el dinero. Mostramos nuestra repulsa a toda esa gente que abandona animales, que los adquiere sin ser conscientes de sus obligaciones. Llegados a este punto no podemos más. No podemos trabajar todo el día, cuidando a tantísimos animales, sin apenas recursos, sin sitio, y recogiendo perros veinticuatro horas al día». Y es que el mensaje de la asociación es claro: «Pedimos, por favor, a la gente que se lo piense muy bien antes de abandonar. Que no dejen camaditas de cachorros a nuestra puerta ni vengan a entregarnos sus perros. Están cargando y abusando de las personas que somos sensibles y no podemos dejar tirados a los animales».

«Sin ilusión»

Las responsables de El Trasgu en Mieres afirma que «no tenemos ni un hueco más, ni siquiera la ilusión por aquello por lo que un día luchamos con tantas ganas». Por ello, reclaman la colaboración ciudadana en forma de adopciones y donaciones de pienso, mantas y material necesario en la perrera mierense.

La Asociación Protectora de Animales El Trasgu, sin animo de lucro, nació de la idea de tres voluntarias para ayudar a los animales abandonados. «Luchamos contra el maltrato de los animales, su abandono y aquellas camadas masivas no deseadas».

Temas