El Comercio

La aprobación del PGOU de Mieres sufre otro retraso al cerrar la empresa redactora

  • El Partido Popular muestra su «temor ante la incertidumbre abierta» y lamenta que haya «otro mandato sin contar con esta herramienta»

Un nuevo problema acecha a la entrada en vigor del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Mieres. La información se ofreció ayer en la Comisión Municipal de Desarrollo Urbano. Por un lado, se ha comunicado que ya han llegado los informes del arquitecto del Principado encargado de la revisión del documento, donde se requiere una serie de modificaciones para ser dado de paso por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA). «Desgraciadamente, las buenas noticias en este Ayuntamiento siempre vienen acompañadas de otras malas y, en este caso, parece que la empresa encargada de la ejecución del PGOU -Tecnia- se ha disuelto y ha entrado en concurso de acreedores», aseguraba la edil del PP Beatriz Llaneza.

La concejala señala que el Consistorio no dispone del documento del PGOU contratado «por lo que se está tratando de llegar a un acuerdo con el administrador concursal para obtenerlo, al entender que ya se ha hecho el pago pertinente y, por lo tanto, somos propietarios del mismo». El PP puntualiza que «no se nos ha dicho cuánto tiempo se tardará en conseguir ese documento en abierto dadas las circunstancias», lo que implicaría un nuevo retraso en su entrada en vigor.

«Todo esta nueva incertidumbre nos preocupa enormemente y mucho nos tememos que vuelva a pasar otro mandato sin que los mierenses dispongamos del tan necesario y esperado documento actualizado y de futuro para el desarrollo urbano del municipio», declaró la concejal.

Dos décadas de espera

El retraso en la aprobación del PGOU es un hecho conocido y sufrido por los vecinos del municipio. «Desde 1995, año en que se aprobó por decreto de la Alcaldía el último plan urbano, han pasado ya veintiún años en los que el desarrollo urbanístico del concejo de Mieres se ha ido haciendo a salto de mata por los distintos gobiernos socialistas y de Izquierda Unida que, en todo este tiempo, han sido incapaces de llevar a cabo un nuevo plan como establece la legislación vigente», lamenta Llaneza.

La edil recuerda que se arrastra «un retraso de 16 años en la aprobación del nuevo PGOU y, a lo largo de todos ellos hemos, escuchado a alcaldes y concejales de urbanismo decir que se va a aprobar ya el plan urbano».

Mientras han pasado seis mandatos, continúa la popular, «y vemos confirmado la certidumbre de que aquel proyecto del siglo pasado había nacido moribundo por la falta de consenso en su elaboración y por la incapacidad de proyectar a través del mismo un Mieres del siglo XXI». Prueba de ello, explica, es que cada actuación relevante que se ha puesto en marcha en el concejo ha llevado consigo una modificación del «obsoleto documento», con lo que ello supone de retrasos y demoras en el tiempo de ejecución.

Este mandato, el Partido Popular ya ha preguntado en sesión plenaria por la situación en la que se encontraba el nuevo PGOU, «obteniendo siempre como contestación, que estaba siendo estudiado por la CUOTA. Han sido diez largos meses para este trámite que seguramente se hubiese podido acortar con voluntad política y buenas negociaciones».

En 2014, el documento fue entregado a un arquitecto del Principado para realizar la pertinente revisión antes de pasar a la CUOTA, al carecer el Ayuntamiento de un técnico similar.