El Comercio

Cuatro años de cárcel por atacar con un vaso a un cliente que perdió un ojo

  • La agresora, dominicana y de 36 años, asumió la pena y pidió retrasar su ingreso en prisión hasta el 22 de noviembre por motivos personales

Cuatro años de cárcel y 35.000 euros por atacar a un cliente en un club de alterne del distrito langreano de La Felguera, cliente que perdió el ojo izquierdo. Es la pena que aceptó en la mañana de ayer una mujer de origen dominicano, de 36 años, que en la actualidad vive y trabaja en Langreo, tras reconocer los hechos ocurridos en 2014.

La Fiscalía calificó el suceso como un delito de lesiones, por el que pedía tres años, junto a otro de un segundo delito de lesiones imprudentes, penado este último con un año más de prisión. También deberá abonar una indemnización a la víctima de 35.720 euros (30.000 por la pérdida del ojo y 5.720, por las lesiones).

La víctima tardó en curar 130 días. Además, la pena incluye los intereses legales, el pago de las costas procesales así como la inhabilitación para el derecho al voto durante el tiempo de la condena.

La Fiscalía, en principio, solicitaba para la imputada nueve años de cárcel y la prohibición de aproximarse y comunicarse en un radio de 200 metros, así como acudir al domicilio y al lugar de trabajo de la víctima durante diez años. El abogado de la agresora insistió en el estado de embriaguez de la víctima que le llevó a un comportamiento provocativo con su agresora.

Petición inusual

Además de aceptar la pena de cuatro años de prisión y el pago de la indemnización, la condenada solicitó al tribunal la posibilidad de ingresar en prisión a partir del 22 de noviembre, fecha en la que sus hijos regresarían a su vida en la República Dominicana.

Temas