El Comercio

Delia Campomanes.
Delia Campomanes. / E. C.

Mieres blinda la tramitación del PGOU para evitar retrasos tras la quiebra de Tecnia

  • La edil de Urbanismo asegura que el gobierno local ya adoptó medidas para evitar que el cierre de la empresa redactora afecte al Ayuntamiento

La concejala de Desarrollo Sostenible y Urbanismo, Delia Campomanes (Izquierda Unida), afirmó ayer que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Mieres «está en la fase final de su tramitación» y que el gobierno local ya «ha tomado las medidas necesarias para evitar que la situación de Tecnia -la empresa redactora del documento, que se ha declarado en quiebra- perjudique más al Ayuntamiento». También lamenta que, «mientras unos trabajamos para resolver problemas, otros opten por crearlos», en clara alusión al Partido Popular en el concejo. En este sentido, la edil aseguró que el Consistorio se ha blindado para evitar que el proceso concursal de la citada empresa afecte a esta tramitación.

Y es que, ante las declaraciones realizadas por el PP de Mieres en relación con la tramitación del plan urbano, el gobierno local quiere aclarar varias cuestiones «para evitar el alarmismo que algunos pretenden crear con temas tan importantes y sensibles». En este sentido, la edil recuerda que «desbloquear el PGOU es un compromiso de este Ayuntamiento y vamos a cumplir la palabra. Estamos en la fase final del proceso». El documento ya ha sido revisado por un arquitecto del Principado como paso previo a su aprobación por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias.

Campomanes insistió en que «no podemos olvidar que la tramitación de un plan urbanístico es una de las más complejas en cuanto a procedimiento administrativo, pero el gobierno local está haciendo los deberes para acabar una tramitación pendiente desde hace más de veinte años».

La edil quiso dejar claro que el gobierno local ha adoptado las medidas necesarias para garantizar que el proceso concursal en el que se ha visto inmersa la empresa no suponga mayores perjuicios al Ayuntamiento. En este sentido, se ha dirigido, como es procedente, al administrador. «Estamos trabajando de forma seria para abordar esta situación y dando los pasos oportunos para dar salida a un documento tan importante para el desarrollo del concejo. Lamentamos que el PP opte por el alarmismo y la irresponsabilidad», apuntó Campomanes, tras añadir que «es una lástima que mientras el equipo de gobierno trabaja para resolver los problemas, otros opten por crearlos».

Proceso «sufrido»

La edil Beatriz Llaneza, del PP, afirmó, por su parte, que el retraso en la aprobación del PGOU es un hecho conocido y «sufrido» por los vecinos del municipio.

«Desde 1995, año en que se aprobó por decreto de la Alcaldía el último plan urbano, han pasado ya veintiún años en los que el desarrollo urbanístico del concejo de Mieres se ha ido haciendo a salto de mata por los distintos gobiernos socialistas y de Izquierda Unida que, en todo este tiempo, han sido incapaces de llevar a cabo un nuevo plan como, además, establece la legislación vigente».

Temas