El Comercio

David Moreno, cuando acudió a declarar a los juzgados.
David Moreno, cuando acudió a declarar a los juzgados. / E. C.

La Justicia no ve delito en el abono de horas extras en el Ayuntamiento de Aller

  • El juzgado de Lena reitera la inexistencia de delito en la actuación municipal, aunque cabe apelación ante la Audiencia Provincial

El abono de horas extras, los pagos por productividad, las gratificaciones y el convenio de gestión del polideportivo de Caborana por el Ayuntamiento de Aller se ajustaron a la ley. Es la conclusión del auto judicial conocido ayer.

Y es que, por segunda vez, la Justicia no ha apreciado delito alguno en el cobro de suplementos económicos entre trabajadores municipales por lo que desestima el recurso presentado por el sindicato Sipla y la propia Fiscalía contra el auto dictado el 29 de junio de 2016. Una decisión, justificada en un auto de diecinueve páginas, en las que minuciosamente se detalla y avala cada actuación municipal denunciada en su día. Contra este auto cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial

Así, el abono de horas extras a algunos trabajadores municipales, entre 2011 y 2014, objeto de la denuncia, no vulneró en ningún momento el acuerdo plenario de 2005, de no sobrepasar las ochenta horas extraordinarias anuales por trabajador. Insiste el auto en que, salvo los empleados que ejecutaron los trabajos extra, ningún otro se ofreció a su realización por lo que «no queda acreditado el favoritismo o enchufismo, ni tampoco la discriminación en la elección del personal», por el exalcalde Gabriel Pérez Villalta, el regidor actual, David Moreno, y el encargado de Obras, Alfredo Peláez.

También se considera que los incentivos a la producción a algunos funcionarios en caso de sustituciones figura dentro de la legalidad y «no queda tipificada la prevaricación imprudente». Igualmente sale bien parado el convenio con un club allerano para la gestión del polideportivo, aunque en el auto se admite que la norma utilizada es «confusa».