El Comercio

Celia Noriega, en la primera jornada del concurso. Su tío, a la gaita, y su padre, en plena actuación.
Celia Noriega, en la primera jornada del concurso. Su tío, a la gaita, y su padre, en plena actuación. / PARDO

La tonada, cosa de familia

  • Sagas como la de los llaniscos Noriega evidencian el buen momento que atraviesa la canción asturiana

La tonada sonó de nuevo en La Nueva el sábado con una docena de intérpretes que ratificaron el buen momento que está atravesando la canción asturiana. Los aplausos del numeroso público confirmaron el alto nivel que se prevé en el XXIII Concurso de Canción Asturiana de Les Mines de La Nueva, organizado por la asociación San Luis y patrocinado por EL COMERCIO.

En esta primera eliminatoria, además, las sagas familiares, uno de los emblemas del concurso, volvieron a destacar. Desde Llanes llegaron Abel Noriega y su hija Celia, siempre acompañados a la gaita por Jesús Noriega, hermano y tío de estos dos grandes intérpretes. Dejaron huella sobre el escenario ante un público entregado que ha visto la ascendente evolución de la más pequeña, cuya progresión parece no tener techo -empezó su carrera en la tonada con solo siete años allá por 2011- y cada año sorprende. El sábado lo hizo especialmente con la interpretación de 'Oscurecióme nel monte' a la gaita con su tío y 'Tienes casa, tienes hórru'.

No se quedó atrás otro joven valor de la tonada, la gijonesa Vanesa Señas, que se acompañó a la gaita en 'Onde yo me pueda ir' y 'El carru de Santa Clara'. Las voces femeninas siguieron sorprendiendo tanto con la veteranía de Adelina Fernández como con las impecables actuaciones de Marina López y Patricia Pariente. Esta última logró crear un silencio respetuoso en su interpretación en solitario de 'Si quieres que te cortexe'.

En el capítulo masculino, Manuel Roza no dejó pasar la oportunidad de lucir su voz con 'Hoy laven les escombreres', canción típica del Che de Cabaños, 'La Virgen de El Carbayu' y 'Cuando Dios fixo la vida'. No defraudaron Rubén Barrado, Ángel Mirantes, Enrique Riera, Arturo Cortina y Xuan Lluis Martiño.

La igualdad marcó esta primera jornada del concurso, con actuaciones en las que poco se arriesgó, optando los intérpretes por temas con los que se snetían cómodos. Actuaciones que fueron premiadas con el aplauso del público.