El Comercio

Una herida grave y dos leves en un accidente en el corredor del Nalón

fotogalería

Estado en el que quedaron los vehículos implicados. / Juan Carlos Román

  • El siniestro, ocurrido a las 19.30 horas, a la altura del polideportivo de Sama, acarreó dos kilómetros de retenciones

Una mujer de 58 años, que responde a las iniciales A. F. T. M., resulto ayer herida de gravedad al chocar su vehículo que conducía en el corredor del Nalón, a la altura de la zona deportiva de Sama. Otros dos jóvenes resultaron heridos leves. Los tres heridos fueron derivados al centro hospitalario de la comarca del Nalón.

La mujer de 58 años presentaba en primera instancia un pronóstico médico reservado, aunque no se temía por su vida. Tuvo que ser excarcelada de su vehículo por efectivos de Bomberos, dado que se encontraba atrapada entre el salpicadero y el volante y presentaba, además, fracturas múltiples en una pierna. Una vez cortado el techo del coche, fue evacuada en una UVI móvil al hospital Valle del Nalón. La operación de rescate duró más de treinta minutos.

Los otros dos jóvenes heridos, ocupantes de otro de los vehículos implicados en la colisión, fueron trasladados en ambulancia convencional al centro hospitalario con diversos politraumatismos. Se trata de una joven de 20 años, I. R. D., y un varón de 23, identificado como A. M. S. Su estado no presentaba en principio gravedad.

El siniestro se produjo en torno a las 19.30 horas en la As-117, hora en la que esta vía soporta una gran cantidad de tráfico lo que motivó que de inmediato se produjesen a ambos lados de la circulación una caravana de unos dos kilómetros. Las fuerzas de seguridad desviaron parte del tráfico por el interior de Langreo lo que alivió en parte la situación. De hecho, no fue necesario cortar por completo la circulación por el corredor del Nalón, aunque durante más de una hora la circulación fue muy lenta

En el accidente se vieron implicados cinco vehículos, dos de ellos por un choque lateral entre ambos y los otros tres por alcance, según las primeras apreciaciones realizadas por las fuerzas de seguridad al llegar al lugar de los hechos.

En todo caso, testigos del mismo indicaron que el Peugeot 306 de color gris que conducía la herida de gravedad, circulaba en dirección a Laviana y habría perdido el control del vehículo, chocando lateralmente con otro que iba en dirección Riaño. El accidente alcanzó a otros tres coches que circulaban por la zona en ese momento.

La cercanía al distrito langreano hizo que hasta la zona se acercasen numerosos curiosos, atraídos por la violencia del choque. Entre ellos, la hija de la mujer herida que tuvo que ser asistida al ver el estado en que había quedado el coche de su madre.