El Comercio

Aníbal Vázquez.
Aníbal Vázquez. / J. M. PARDO

Aníbal Vázquez pide un consorcio público para la gestión del patrimonio minero

  • El alcalde de Mieres considera insuficiente la recién creada comisión regional de trabajo y reclama «más ambición» al Gobierno regional

«Es un primer paso, pero es preciso más ambición». El alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez (IU), valoró ayer la creación de una comisión regional para abordar la gestión del patrimonio industrial minero, pero reclamó la constitución de un consorcio público a tal efecto. El regidor recordó ayer para EL COMERCIO que ya hizo esta propuesta al Principado hace ahora un año y considera que éste es el mejor momento para «dejar de marear la perdiz y poner en marcha un programa de inversiones y actuaciones con una marca global, sin localismos»

El órgano que se propone el Ayuntamiento estaría integrado por todas las administraciones (Gobierno central, autonómico y ayuntamientos), así como Hunosa, los sindicatos y todas aquellas instituciones o entidades que se consideren oportuno.

De las palabras a los hechos

El Consorcio sería, en definitiva, de un organismo que garantice la imprescindible colaboración entre administraciones y que ha sido empleado en ocasiones similares para abordar profundas recuperaciones urbanas o territoriales, como la ría de Bilbao. «Hemos perdido mucho tiempo dejando que el patrimonio se llenara de óxido, ahora es el momento de acelerar y remangarse. Hay que pasar de las palabras a los hechos», apuntó Aníbal Vázquez, que pidió «más ambición» al Principado a la hora de desarrollar este Consorcio.

«Todas las administraciones implicadas debemos sentarnos y aprobar un programa de actuaciones, de lo contrario, seguirá pasando el tiempo y todo seguirá igual», añadió el responsable local.

El regidor ya planteó esta propuesta en octubre de 2015 y que fuera el presidente autonómico quien liderara la creación del consorcio.

Ya en ese momento habría dejado claro, que «no podemos afrontar la crisis y generar empleo de no aprovechar las oportunidades que tenemos.

Pasto de las ortigas

El patrimonio industrial es una fuente de actividad económica y empleo, eso es indudable, pero al mismo tiempo podemos disponer de nuevos espacios para impulsar actividades empresariales. Para conseguirlo, debemos evitar que siga siendo pasto de las ortigas».

En este sentido, ya avanzó la necesidad de crear un consorcio que lidere un programa de recuperación y también de poner en marcha una marca global de las Cuencas Mineras que facilite la configuración de una oferta única y una mayor promoción.

La importancia de ese órgano radica en que sería el órgano encargado de dar contenido al pozo Santa Bárbara de Turón, propiedad de Hunosa.