El Comercio

La futura alcaldesa de Lena, Gema Álvarez Delgado.
La futura alcaldesa de Lena, Gema Álvarez Delgado. / J. C. ROMÁN

«Mis prioridades como alcaldesa van a ser el empleo y los vecinos de Lena»

  • «Voy a luchar todo lo posible para que Pola tenga un nuevo centro de salud. Es una prioridad y la Consejería de Sanidad así lo admite»

  • Gema Álvarez Delgado Teniente de la Alcaldía en Lena por Izquierda Unida

Gema Álvarez admite que todo ha venido un poco de sorpresa. «Hace poco más de quince días no me podía imaginar lo que ahora está sucediendo». La actual teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Lena (Izquierda Unida) se refería así a la decisión del actual regidor, Ramón Argüelles, de optar a ser coordinador general de la coalición en Asturias, cargo que ha logrado en primarias. Ahora está previsto que se mueva el grupo y que sea esta técnica superior de Informática de Gestión la que asuma la Alcaldía en pocos días. «Todavía no hemos hablado de cómo va a ser el proceso para sustituir a Ramón; mañana -por hoy- nos reuniremos para abordar los pasos que hay que dar».

Lleva desde 2007 en la política. A pesar de ello, ¿da vértigo asumir esta responsabilidad?

La verdad es que sí. Una cosa es estar en segunda línea, a pesar de haber estado trabajando en el Ayuntamiento desde hace nueve años. Pero claro, estar en primera línea, es más responsabilidad.

¿Cómo va a ser el trabajo a partir de ahora?

Continuista. Somos un equipo desde 2007. No vamos a cambiar a estas alturas. Estoy contenta y orgullosa de contar con un equipo de personas detrás muy buena y trabajadora. Vamos a hacer que las cosas en el concejo vayan bien.

Tendrá que haber cambios en el gobierno local.

Sí. Ahora tengo las competencias de Personal y Seguridad Ciudadana y habrá que estudiar quién las asume. Está todo un poco en el aire porque todos estos cambios no estaban planeados. Lo que es casi seguro es que entre en la Corporación Municipal la siguiente en la lista, Natalia Ahilagas.

¿Cómo se encuentra a nivel personal?

Muy animada porque todavía queda mucho mandato para trabajar. Las prioridades siguen siendo el empleo y la resolución de los problemas de los vecinos que tenemos planteados, como el desbloqueo del nuevo centro de salud de Pola y el polígono industrial de Villallana. Sobre el primero, es una prioridad, y así lo entiende también el consejero de Sanidad. Le invito a que acuda un día a visitar el actual ambulatorio para que vea de primera mano su situación. Voy a luchar todo lo posible y lo que esté en mi mano para que los vecinos tengan un nuevo equipamiento. Y luego seguiré con la labor diaria del Ayuntamiento, para lo que siempre contaremos con el apoyo de Ramón.

Este mandato está siendo tenso.

Siempre ha existido una relación complicada con el PSOE. A lo mejor empezamos ahora una nueva etapa. Recibí ayer -por el sábado- una llamada del portavoz socialista (Daniel Sánchez Bayón) y le he trasladado la idea de iniciar una nueva fase de relación entre nosotros, y que podamos empezar de cero y hacer las cosas bien en beneficio de los vecinos de Lena. Espero que ellos también estén con esa idea.

¿Y con el PSOE en el Principado?

El Gobierno regional ha dado la espalda a Lena por contar con un alcalde de Izquierda Unida, desde hace muchos años. Un ejemplo claro lo tenemos en el campo de fútbol; es el único concejo que ha tenido que pagar la remodelación con dinero municipal. La consejería no puso un euro. Esperemos que las cosas cambien.

Refuerzo de la unidad

¿Cuál debe ser el papel de Ramón Argüelles como coordinador de IU?

Sobre todo, dar un nuevo aire a la organización, construir una nueva Izquierda Unida en Asturias. Hace falta mucha unión dentro del partido, tenemos que salir de la futura asamblea más unidos.

¿Confluencias?

IU no puede perder la identidad que tiene, pero siempre hay que dejar puertas abiertas y contemplar otras posibilidades. Podemos se acerca bastante a nuestras ideas.

Tiene dos hijos. ¿Va a ser ahora más complicada la conciliación como alcaldesa?

Creo que va a ser igual de difícil. El trabajo va a ser casi el mismo porque siempre me he implicado al máximo en el Ayuntamiento. Es cuestión de organización y de echar mano del marido.