El Comercio

La oposición cuestiona la intención de IU de Mieres de aprobar el presupuesto

  • PSOE, PP y Podemos esperan que el gobierno local cumpla esta vez su compromiso con una cuenta que lleva prorrogada desde 2009

Con mucho escepticismo. Así han acogido los principales grupos de la oposición de Mieres el anuncio del gobierno local de Izquierda Unida de Mieres de que está ultimando el presupuesto municipal para el próximo ejercicio. «Yo, como Santo Tomás, hasta que no meta el dedo, no me lo creo», afirmaba la portavoz socialista, Gloria Muñoz. La edil aseguraba que el alcalde, Aníbal Vázquez, se ha encontrado «cómodo» realizando modificaciones de la cuenta prorrogada desde 2009 «porque se escapa al control del resto de grupos de la oposición; le resulta mucho más cómodo destinar partidas sin dar explicaciones».

En parecida dirección se posicionó el portavoz del Partido Popular, José Manuel Rodríguez 'Lito'. «El cuento de que se va a presentar una cuenta municipal ya nos suena de ejercicios anteriores; esperamos que esta vez sea de verdad». El responsable popular deseaba que, en esta ocasión, «se cumpla el anuncio de IU, pero consideramos que no hay un interés real en ello».

La edil socialista tiraba de memoria política para señalar que IU «no ha sido capaz de presentar un presupuesto desde que asumió la Alcaldía». Muñoz destaca que Aníbal Vázquez cuenta con mayoría absoluta desde hace año y medio para ello. Pero antes, continuaba, «sacó adelante un plan de ajuste económico con la ayuda de los dos concejales de Foro (en el anterior mandato). Fue la decisión más complicada de IU, por lo que no hubiera resultado difícil aprobar una cuenta municipal con los mismos apoyos».

Por su parte, la portavoz de Somos, Montse Palacios, dudó del anuncio realizado por Izquierda Unida. «Este Ayuntamiento lleva mucho tiempo esperando por una cuenta local con políticas claras y prioridades». Recordó que el concejo lleva prorrogado desde 2009.

El responsable del PP se centró, sobre todo, en el anuncio de incluir, en la cuenta municipal, una línea de ayudas para el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI); la partida contaría con 50.000 euros. «Se trata de tan solo un parche, una medida para paliar el hecho de que Mieres cuenta con el grado de imposición más elevado de todas Asturias de este tributo». También recordó que es el segundo concejo del Principado con la tasa del agua más alta, después de Langreo.

«Puede parecer, a primera vista, que el anuncio de congelación de tasas es bueno simplemente porque no se suben, pero denota una dejadez por parte del gobierno local», lamentaba la portavoz socialista. «Ya pedimos en numerosas ocasiones exenciones y bonificaciones para ciertas ordenanzas».