El Comercio

Aníbal Vázquez.
Aníbal Vázquez. / E. C.

El gobierno de Mieres defiende que evitó la quiebra y anuncia inversiones

  • «2007 supondrá un punto de inflexión con un presupuesto municipal que incluirá varias medidas anticrisis», afirma el Consistorio

«Mientras unos se dedican a discutir sobre el sexo de los ángeles, el gobierno local se dedica a trabajar e intentar resolver los problemas de la ciudadanía». El equipo de gobierno de Izquierda Unida en Mieres responde así a los grupos de la oposición -que el día antes habían mostrado sus dudas ante el anuncio de un presupuesto para 2017- que «están instalados en el lamento permanente». IU recordó que se «evitó la bancarrota y ahora acabamos de conseguir cinco millones de la Estrategia Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI)», con financiación europea del plan Feder.

Para el gobierno local, el problema de la oposición «es que confunde deseo con realidad y la realidad es que el Ayuntamiento de Mieres está saliendo poco a poco de una situación económica crítica y que 2017 supondrá un punto de inflexión en este sentido, con un presupuesto municipal que incluirá distintas medidas anticrisis de apoyo y ayuda a quienes más lo necesitan y con la posibilidad de realizar inversiones en el concejo».

IU señala que, ante esto, «parece que algunos se instalan en el discurso de cuanto peor, mejor, pero frente a esto, el gobierno de IU continúa trabajando y avanzando día a día en los objetivos que se ha marcado para esta legislatura: apostar por el empleo, proteger a los más débiles frente a la crisis y acabar de poner orden en nuestra Administración local».

El martes, los grupos de la oposición -PSOE, PP y Podemos-habían expuesto su escepticismo al anuncio del gobierno de local de que está ultimando el presupuesto para el próximo ejercicio que incluiría un plan anticrisis. El municipio arrastra una prórroga desde 2009.

Ayuda familiar

Las medidas anticrisis incluirán una línea de ayudas para el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), propuesta que contará con una partida de 50.000 euros.

En estos momentos, se trabaja en los detalles de esta línea de ayudas dirigida a familias y personas mayores con menos recursos, por lo que habrá un límite de renta para poder solicitarlas fijado en función del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y el número de miembros de la unidad familiar que lo solicite.