El Comercio

El acusado, J. A. S. J., a la entrada de los juzgados langreanos.
El acusado, J. A. S. J., a la entrada de los juzgados langreanos. / J. C. R.

Condenado a cuatro meses de cárcel y una multa de 500 euros por pegar a un médico

  • Los abogados pactaron las penas por el ataque con el atenuante de embriaguez del agresor, que podrá pagar a plazos la sanción económica

Quinientos euros y cuatro meses de prisión. Es el acuerdo logrado ayer entre los letrados en la vista contra un paciente del hospital Valle del Nalón, J. A. S. J., por las secuelas leves que sufrió F. P., médico del servicio de Urgencias, tras recibir dos puñetazos del primero de ellos cuando intentaba calmarlo. La multa será abonada en diez pagos de cincuenta euros.

Además el condenado deberá abonar tres euros al día durante dos meses y pactar con la acusación particular el coste de sus honorarios. En el acuerdo se tuvo en cuenta que el agresor estaba bajo los efectos de la bebida cuando cometió la agresión. Una acción que, ya fuera de la sala de vistas, pretendía justificar con los nervios que tenía al llevar varias horas esperando en el servicio de Urgencias hospitalarias, tras haber un accidente de tráfico en el que resultó herido leve.

Los hechos ocurrieron el 24 de noviembre de 2015, en torno a las 15.30 horas, cuando el acusado se encontraba en el servicio de Urgencias del hospital Valle del Nalón, a la espera de ser trasladado al hospital Álvarez Buylla de Mieres para una prueba médica.

Dos puñetazos en la cara

Entonces, el acusado comenzó a gritar, molestando al resto de usuarios del servicio, por lo que el médico que le había atendido se le acercó para explicarle el retraso en el traslado al centro mierense. J. A. S. J. respondió con dos puñetazos en la cara que le causaron heridas de las que tardó en recuperarse veintiún días.

La conformidad, negociada entre defensa y acusación particular, rebaja significativamente la petición inicial de la Fiscalía que pedía un año de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de dos meses con una cuota diaria de seis euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. Además solicitaba el pago de las costas procesales y una indemnización para la víctima de 630 euros por las lesiones.

Temas