El Comercio

Mieres pagará 7.000 euros por retirar los residuos y no hará obras menores

  • El gobierno de IU achaca el traspiés a la actitud alarmista del PSOE, aún sabiendo que los restos no son peligrosos

El gobierno local mierense se aprovisionó antes del verano de los restos procedentes de la reparación del firme de la A-66, con la idea de aprovecharlo para acometer diversas obras en su amplia zona rural. Una idea que finalmente no podrá llevarse a cabo, al abrirse un expediente en el que los restos son calificados de contaminantes no peligrosos y, por lo tanto, se hace obligatorio su traslado a una planta de tratamiento.

Además, el ejecutivo local deberá retirarlos lo que le supondrá un coste aproximado de 7.000 euros ¿quién tiene la culpa de este traspiés?. Desde IU lo tienen claro, «la culpa es del PSOE».

Pero el mayor malestar del equipo de gobierno es no poder realizar las obras menores programadas para las zonas rurales. «Es evidente que el PSOE aplica una doble vara de medir: opta por el alarmismo con este asunto y mira a otro lado ante los verdaderos peligros de contaminación que hay en el concejo», apuntan desde el gobierno local.

«El balance de la actuación del PSOE es lamentable: los vecinos se quedan sin actuaciones y ahora tendremos que trasladar el material asumiendo el coste, unos 7.000 euros», insisten.

Ningún peligro

IU entiende que «las leyes y el reglamento ambiental defienden la necesidad de apostar por la reutilización de materiales siempre que sea posible». Ese era -insisten- el objetivo de la actuación municipal, que «pretendía desarrollar unas obras aprovechando estos materiales, tal como es frecuente en estas ocasiones».

«Es una irresponsabilidad perjudicar a los vecinos por querer erosionar al gobierno local. Por desgracia, los hechos demuestran que el PSOE es capaz de dejar a los vecinos sin actuaciones con tal de boicotear a IU», resumen desde el ejecutivo local la actitud de los socialistas mierenses.

El Ayuntamiento lamenta también el alarmismo generado por el PSOE sobre el tema del material depositado en Oñón, aún sabiendo que «estos materiales no suponen ningún peligro».

Desde el Partido Popular, se lamenta que no se puedan ejecutar las obras previstas en distintas zonas por lo que solicitarán información al respecto en el próximo pleno municipal del Consistorio mierense.