El Comercio

La Fundación Marino Gutiérrez Suárez premia a Carlos López Otín

Reunión del jurado de los premios que concede la Fundación Marino Gutiérrez Suárez.
Reunión del jurado de los premios que concede la Fundación Marino Gutiérrez Suárez. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • La entidad entregará también sus distinciones a la empresa Apersa, al grupo folclórico Reija y a Emma Susacasa en una gala el 24 de febrero

La Fundación Marino Gutiérrez Suárez falló ayer en La Felguera ayer sus premios anuales -suman ya 19 ediciones- y el galardón especial de la entidad ha recaído, por unanimidad de los miembros del jurado, en el doctor en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid Carlos López Otín. Se reconocen, destaca el acta del jurado entre otros méritos, «su trabajo sobre la secuenciación del genoma de la leucemia linfática crónica y su contribución a la notación del genoma humano».

Este investigador se incorporó en 1987 al departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo y, remarca el jurado, «de su laboratorio han salido trabajos que han abierto las puertas a importantes vías de investigación para patologías como el cáncer, la artritis o para una decena de enfermedades hereditarias». El jurado señala que, entre los trabajos de su grupo, destacan «el hallazgo de proteasas anti-tumorales, el descubrimiento de un nuevo síndrome hereditario de envejecimiento acelerado, la identificación de dos genes que frenan el cáncer de laringe y la definición de las claves moleculares del envejecimiento humano».

Solidaridad y tradición

La fundación también falló sus otras tres categorías de premios. De este modo, el galardón a la creación, promoción y desarrollo ha recaído en el empresario Juan María González Uriarte, de Apersa, «por su apuesta empresarial y compromiso con la cuenca del Nalón arriesgando su capital fuera del País Vasco, por su creatividad e innovación en diversos sectores industriales y su compromiso con el medioambiente». El premio Verdes Valles Mineros Asturianos ha sido para la Agrupación d' Etnografía y Folclor Reija, de Langreo, «por su largo bagaje al cumplir sesenta años de existencia en la investigación y la recopilación de baile y música tradicional».

Y la langreana Emma Susacasa ha sido merecedora del premio a los valores humanos y bienestar social. El jurado ha considerado «su labor generosa, anónima y desinteresada en favor de personas con escasos recursos, en situaciones de indefensión económica, física y moral, a nivel local e internacional».

Entre los integrantes del jurado se encontraban personalidades políticas, empresariales, culturales y deportivas. Entre ellos, la presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada; la gerente del ERA, Graciela Blanco; el pintor Manuel Linares; el médico Adolfo Barthe Aza y el árbitro Manuel Enrique Mejuto González.

La presidenta de la fundación y viuda de Marino Gutiérrez Suárez, Sagrario Fernández Ariznavarreta, hizo una breve intervención en uno de los salones del Langrehotel para agradecer la labor de los jurados y para felicitar a los merecedores de los galardones, que serán entregados en una gala, en el Nuevo Teatro de La Felguera, prevista para el 24 de febrero del próximo año.

Temas