El Comercio

Un agente para cada 800 langreanos

Sánchez y De Lorenzo, en primer término, junto a responsables de la Policía Nacional.
Sánchez y De Lorenzo, en primer término, junto a responsables de la Policía Nacional. / J. C. ROMÁN
  • El municipio cabecera del Nalón ratifica la baja tasa de criminalidad, aunque reconoce pequeños delitos puntuales que alarman a los vecinos

  • De Lorenzo destaca el esfuerzo inversor del Ayuntamiento para dotar a la Policía

Los datos objetivos continúan confirmando que Langreo, siguiendo la tónica regional, es un municipio seguro. Así se confirmaba en la mañana de ayer, durante la reunión de la Junta de Seguridad Ciudadana presidida por el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y por el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez.

De hecho, el delegado de Gobierno, después de elogiar la colaboración entre los diferentes cuerpos de seguridad, «artífice en gran parte de estos satisfactorios resultados», destacó la labor de la Policía Local langreana. Así lo calificó como «uno de los municipios de Asturias donde se hace más esfuerzo económico y tiene una plantilla de Policía Local que corresponde a la ratio de sus vecinos y por encima de la media regional, dado que dispone de 1,25 agentes por cada mil vecinos»; es decir uno para cada 800. A continuación, aclaró que la media regional se sitúa en torno a 1,13 policías locales por cada mil habitantes.

En todo caso, desde Delegación de Gobierno y desde el Ayuntamiento se reconoció que estos datos objetivos afianzan la seguridad en cuanto a delitos penales por cada mil habitantes, pero «no refleja que en un momento dado pueda haber delitos perpetrados, Por ejemplo, alguna banda itinerante. Eso no nos puede llevar a generalizar la situación de delincuencia del municipio», aseguraba De Lorenzo.

Por su parte, Sánchez reiteró que «hemos trasladado a las diferentes fuerzas de seguridad datos más subjetivos que apuntan a que hay momentos de pequeños robos, pero que entre los vecinos producen un pequeño drama que debemos entender». Así el regidor apuntó a algunos problemas de convivencia en algunas barriadas langreanas, con algunas familias que «rozan la delincuencia» y en las que habría que estudiar algún tipo de actuación.

De Lorenzo ratificó que «en este municipio como en el resto de Asturias en materia de seguridad estamos muy bien. Mejor que en muchas regiones de Europa y la tendencia es a mejorar». Señaló que en nuestra región la tasa de criminalidad -las infracciones penales por mil habitantes- de enero a septiembre de 2016 se sitúa en un 25,2%, mientras que la media langreana es de un 28.01% y, en las mismas fechas, la media nacional ha sido de un 43,2%.

La tasa de Langreo ha registrado un descenso de más de dos puntos ya que en 2012 se situaba en un 30,89%, llegando a un fuerte repunte en 2014 cuando se situó en un 33,39%.

Además, la comisaría langreana cuenta con un alto nivel de delitos esclarecidos, lo que refuerza la seguridad de la zona.