El Comercio

León renuncia a cobrar parte de la electrificación entre San Isidro y Fuentes para unirlas

León renuncia a cobrar parte de la electrificación entre San Isidro y Fuentes para unirlas
  • La Diputación pretendía que el Principado abonase la mitad de los once millones necesarios, pero está dispuesta a que sea menos para lograr la conexión de las estaciones

El Gobierno de Asturias y la Diputación de León están preparando una reunión para abordar la unión física de las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno en Aller y San Isidro. Se trata de un proyecto que lleva años retrasándose, sobre todo por las diferencias económicas entre las dos administraciones para la electrificación de las pistas asturianas. En este encuentro -que se quiere celebrar este mismo mes- se analizará la última propuesta lanzada por el presidente de la Administración leonesa, Juan Martínez Majo, que ha puesto sobre la mesa la rebaja de «las pretensiones» de la Diputación y cobrar al Principado en función del megavatio contratado y a plazos.

Martínez Majo aseguró «que siempre hubo un compromiso del Principado de costear la mitad del proyecto de electrificación» de esta zona, cuya cuantía ascendió a once millones de euros. Siempre se trabajó en esa línea, pero nunca se ha materializado», recuerda el presidente de la provincia vecina.

De ahí que ahora se haya optado por «rebajar las pretensiones» para poder «alcanzar un acuerdo». «En vez de asumir la mitad del coste total, veremos como negociamos una cuestión de tres megavatios. Eso supondría un coste menor para Asturias, algo que incluso se puede hacer con un convenio de cinco años para asumir el coste que podría rondar los 1,4 millones de euros por megavatio».

La intención de León es acercar posturas, aunque esta última propuesta aún se encuentra alejada de la idea del Principado. De hecho, el Gobierno regional siempre ha destacado que Asturias no debe un solo euro a la Diputación por la mencionada obra de tendido eléctrico; y que, efectivamente, se pagaría en función de la potencia contratada, que -asegura- sería suficiente con la de un megavatio.

Plan de desarrollo

La unión física entre estaciones conllevará además una nueva estructura de explotación que permita impulsar ambos equipamientos. La Diputación buscaría una «fórmula con la que no haya ningún problema laboral», como una «empresa mixta o no, con el Principado, del modo que sea».

En todo caso, el objetivo final es claro para León: «Si logramos unir las estaciones de San Isidro con Fuentes de Invierno y las de Pajares con Leitariegos tendríamos cuatro estaciones de gran nivel». Se crearía un área de influencia 'blanca' que llevaría a disponer de un amplio número de kilómetros esquiables.