El Comercio

Ramón Argüelles se emocionó en el pleno de Lena.
Ramón Argüelles se emocionó en el pleno de Lena. / TPA

Un emocionado Ramón Argüelles deja la Alcaldía de Lena a Genma Álvarez

  • «Asumo la dirección de IU de Asturias con ilusión, pero me voy triste», señaló quien gobernó el municipio durante los últimos nueve años

Con mucha emoción, el ya exregidor de Lena oficializó ayer en el Pleno su renuncia al acta del concejal. Ramón Argüelles (Izquierda Unida) leyó una carta de despedida dirigida a los vecinos, en la que afirmaba que era «un día difícil». Explicó que, por un lado, asume la dirección de Izquierda Unida de Asturias como coordinador general y, por otro, «tengo que abandonar esta Alcaldía que desde hace nueve años me habéis otorgado. Son dos sentimientos opuestos, es decir, asumo el nuevo destino con ilusión, ganas de hacerlo bien y mejorar. Y, sin embargo, me voy con tristeza».

Insistió en que gobernar un Ayuntamiento supone tomar decisiones, pero «si a alguien no le gustó alguna, he de decirle que siempre he pretendido tomarlas con objetividad y por el bien común».

Argüelles justificó la tristeza de su marcha «porque dejo atrás los momentos compartidos con vosotros durante todo este tiempo. He convivido con un montón de gente buena, en todos los pueblos».

La vicealcaldesa, Genma Álvarez, asumirá el cargo en funciones hasta el próximo Pleno de investidura en el que será nombrada primera alcaldesa de Lena. Una de sus primeras reuniones está prevista para hoy, con el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, con quien intentará desbloquear la construcción del nuevo centro de salud de Pola.