El Comercio

Reclaman prisión para un padre por quemar con un cigarro a su hija de dos años

  • La fiscalía pide una pena de once meses de prisión y cuatro años de alejamiento de la menor

Un padre afronta hoy una pena de once meses de prisión, alejamiento durante cuatro años y retirada de la patria potestad durante dos años, acusado de quemar con un cigarrillo a su hija de dos años.

Los hechos ocurrieron en de septiembre de 2013, cuando el acusado quemó con un cigarrillo a su hija, de dos años, ocasionándole dos pequeñas heridas en el brazo izquierdo, que no necesitaron tratamiento médico.

La menor, que vivía con el acusado en San Martín del Rey Aurelio, fue declarada en situación de desamparo por lo que el Principado asumió su tutela y guarda, según informa la Fiscalía.

Los hechos son constitutivos de un delito de lesiones en el ámbito familiar por lo que el ministerio fiscal solicita una pena de once meses de prisión, además de la prohibición de acercarse a la menor a menos de quinientos metros, así como cualquier comunicación con su hija durante cuatro años.

También pide la privación de la patria potestad durante dos años. Otras peticiones, suponen la privación del derecho a la tenencia y porte de armas, otros dos años; la inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y, finalmente, el pago de las costas ocasionadas durante este proceso judicial.

Temas