El Comercio

Hunosa adjudica la rehabilitación del apartadero del polígono de Reicastro

A la derecha, el inmueble ubicado junto a Reicastro que será restaurado por Hunosa.
A la derecha, el inmueble ubicado junto a Reicastro que será restaurado por Hunosa. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • La empresa New Constructions se hace cargo de esta primera fase del proyecto por 77.540 euros y un plazo de ejecución de cinco meses

Hunosa ha adjudicado la primera fase para rehabilitar el apartadero ferroviario del polígono de Reicastro en Mieres. Se trata de una antigua construcción que se encuentra en estado ruinoso. Esta zona de la actual superficie industrial -todavía vacía- es donde confluían la línea de tren que transportaba carbón procedente de Turón y la que conectaba con la línea de Gijón. Será la empresa New Constructions la encargada de realizar la obra por un importe de 77.540 euros. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de cinco meses.

La hullera recibió un total de cinco ofertas, siendo la elegida la más ventajosa. El presupuesto de licitación superaba los 100.000 euros.

El edificio cuenta con una superficie de casi quinientos metros cuadrados y la zona dentro de la superficie industrial está configurada como área dotacional de servicios comunes en el Proyecto de Compensación. Será objeto de cesión al Ayuntamiento de Mieres una vez se concluya la recuperación del inmueble, proyecto que se llevará a cabo en dos fases.

La hullera incidió en que el arquitecto Benigno Gómez López, del equipo de Proyecta, ha sido el encargado de redactar el proyecto básico y de ejecución para la rehabilitación del inmueble y que será también el director de obra en colaboración con el aparejador Manuel Fernández Fernández, quien llevará la dirección de ejecución y la coordinación de seguridad.

Futuro centro de empresas

El gobierno local planea habilitar un centro de empresas que pueda dar servicio a los proyectos empresariales que se vayan a instalar en este recinto. De hecho, el vicealcalde de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, confía en que la venta de parcelas se produzca más pronto que tarde para imprimir actividad a la zona.

De mano, el Ayuntamiento recibirá de Hunosa un edificio totalmente diáfano. Posteriormente, agregó el edil, se habilitaría ese punto de encuentro para las empresas que comiencen a instalarse en esta parcela que se ubica junto al río Caudal. El Consistorio dice que no cabe otro uso porque el inmueble se encuentra alejado de las poblaciones.

Una vez concluya esta fase de recuperación del edificio, Hunosa abordará la segunda, que la hullera pretende sea llevada a cabo por la Fundación Laboral de Discapacitados Santa Bárbara (FUSBA). Se estima que el plazo de ejecución sea de otros tres meses más.

Las obras de urbanización del polígono concluyeron en febrero de 2012, tras una tramitación que había comenzado diez años atrás. La actuación tuvo un coste de 4,5 millones de euros. Se trata de una de las parcelas que la empresa pública oferta desde su página web, como la de Modesta en Langreo. Tiene una superficie de 77.000 metros cuadrados.