El Comercio

Detenido por vender coches que compraba a sus dueños dicéndoles que los llevaría al desguace

  • La Guardia Civil también ha imputado a otras dos personas por el mismo caso. Las sospechas comenzaron cuando una de las víctimas recibió una multa de un vehículo que creía haber vendido legalmente

La Guardia Civil ha detenido a una persona e imputado a otras dos, todos ellos miembros de un familia y afincados en Figaredo, Mieres, como presuntos autores de varios delitos de estafa y falsificación de documentos en la venta de vehículos que adquirían supuestamente para el desguace y que no pagaban a sus propietarios.

La investigación se inició con la publicación en diversas páginas web de multitud de anuncios donde se ofertaban servicios para la adquisición de vehículos y su posterior tratamiento para darlos de baja haciéndose pasar por una auténtica empresa de desguaces.

Tras las primeras conversaciones telefónicas con los clientes, los autores de los hechos se hacían cargo de la recogida de los coches, sin llegar nunca a abonar la cuantía pactada y, tras falsificar la firma del propietario, los vendían después a terceros que presuponían que habían realizado una compra legal.

Las primeras investigaciones realizadas por la Guardia Civil de Pravia comenzaron a raíz de una denuncia presentada por los propietarios de dos vehículos que los entregaron en la localidad de Los Cabos y que nunca recibieron el pago por los mismos.

Según afirmaron, habían pactado con los compradores que el pago éste se realizaría una vez se formalizara la baja de los turismos aunque, tras entregar los coches, les resultó imposible contactar después con el supuesto desguace.

Meses después uno de los denunciantes recibió una notificación de la Dirección General de Tráfico donde se le comunicaba una sanción por exceso de velocidad cometida con el vehículo supuestamente desguazado.

Las investigaciones permitieron identificar a tres personas que llevaban anunciando sus servicios como desguace a través de páginas Web desde el año 2010 y verificar que no tenían vinculación con ninguna empresa legal que hiciera funciones de tratamiento de vehículos para su baja.

Posteriormente se localizó a los nuevos titulares de sendos vehículos que habían adquirido de buena fe al creer que tenían un origen lícito dado que en la documentación para el cambio de titularidad figuraba las firmas de los anteriores propietarios. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil junto con el detenido pasaron a disposición del Juzgado de Pravia y los turismos recuperados han quedado en depósito de sus actuales titulares.

Temas