El Comercio

El sector turístico se centra en la Navidad ante el retraso en la llegada de la nieve

Varios aficionados, este fin de semana, en Brañillín, donde no pudieron practicar el esquí.
Varios aficionados, este fin de semana, en Brañillín, donde no pudieron practicar el esquí. / J. M. PARDO
  • La fecha de apertura de la temporada de esquí en el Principado queda en el aire ante el anuncio oficial de su suspensión

«Es una pena que mañana -por hoy- no se puedan abrir las estaciones de esquí por falta de nieve», afirmaba el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos alleranos (Aller Experiencias) y director de la Escuela de Esquí de Fuentes de Invierno, Armando Valdés. No obstante, el sector todavía rechaza calificar el inicio de campaña como desastroso a pesar de tener que anular reservas de hospedajes y cursillos contratados en las pistas. «No hay previsión de precipitaciones a corto plazo, pero es normal en la Cordillera cantábrica que comience a nevar de forma copiosa a mediados de diciembre, por eso estamos dirigiendo todos nuestros esfuerzos a la campaña de Navidad». El representante del sector se muestra «optimista» y prevé una «gran temporada» a pesar del mal inicio.

Por su parte, la asociación de la Montaña Central, Asturcentral, indicaba que sí que tenía muchas consultas, pero escasas reservas hasta que se confirmara el inicio de la temporada. Así lo señaló Luis Núñez, quien repitió que tienen muchas expectativas en esta campaña a pesar del retraso inicial.

Y es que hoy era el día fijado por el Principado para el inicio oficial de la temporada de esquí en Fuentes de Invierno y en Valgrande-Pajares. Los directores de ambas estaciones ya adelantaron a EL COMERCIO el sábado que era más que improbable cumplir con esta fecha ante el escaso espesor de nieve. En ambas estaciones apenas había cuarenta centímetros de nieve sin pisar por las máquinas; un paso previo para preparar las pistas y que los esquiadores puedan disfrutarlas de forma segura. Tras este proceso, los espesores serían ínfimos para garantizar la seguridad.

Sin previsiones cercanas

Por medio de un comunicado oficial, el Principado confirmaba ayer el retraso en el inicio de la temporada; «será necesario esperar a la llegada de un nuevo frente que permita la acumulación de nieve suficiente en las pistas para poder disfrutar del esquí en las estaciones asturianas. Tanto en las páginas web como en las redes sociales de cada estación se irá información de cualquier novedad». El director general de Deporte, José Ramón Tuero, indicaba que, a corto plazo, no hay previsión de la llegada de un frente que deje precipitaciones en forma de nieve.

La estación leonesa de San Isidro también ha comunicado que tiene que posponer el inicio de la temporada también previsto para hoy, sin previsión de apertura.

El Principado, además, ultima la designación del puesto de director de la estación de Valgrande tras la renuncia de Felipe García Pertierra. Tras un proceso interno, la administración ya tiene una propuesta por lo que el nombramiento se puede producir en breve.