El Comercio

Un vecino de Mieres ataca a un policía que le investigaba por un posible caso de maltrato animal

  • El detenido intentó pegar al agente cuando le pidió la cartilla sanitaria del perro tras recibir un aviso de que había golpeado al can

Ocurrió en la tarde del martes. Una patrulla de la Policía Local de Mieres acudió al barrio de Villa ante el aviso de un posible caso de maltrato animal. En la llamada, realizada por un particular, se explicaba que un varón estaba golpeando de forma reiterada a un perro en esta zona.

Al llegar los agentes, la persona afirmó ser el propietario del can y les explicó a los policías que el can le había mordido, lo que habría motivado su enfado y el posterior castigo. Pero el peligro, en ese momento, no lo presentaba el animal. Y es que el propietario del perro, J. R. F. R., de 44 años y vecino del concejo de Mieres, comenzó a insultar a los agentes e intentó golpear a uno de ellos.

Ante este ataque, los policías tuvieron que reducir, detener y trasladar a esta persona hasta la comisaría bajo la acusación de atentado y resistencia a agentes de la autoridad, un delito que puede estar penado con hasta cuatro años de prisión, según el nuevo Código Penal.

Según se informa desde el Ayuntamiento, el problema surgió cuando los policías locales pidieron al propietario del perro su cartilla sanitaria.Fue en ese momento, cuando el hombre inició el ataque, justo cuando iba a ser identificado.

Otra de las actuaciones de la Policía Local de esta semana se centraron en la detención de un varón H. M. G. de 42 años y vecino de Gijón– por un presunto delito contra la seguridad vial.

La Policía detalló que el arresto se produjo en la madrugada del pasado sábado al domingo, pasadas las dos de la mañana. El sujeto conducía un turismo por pleno centro urbano mierense con una tasa de alcohol cuatro veces superior al límite permitido. Tras ser inmovilizado el vehículo y realizada la pertinente prueba, arrojó un resultado de 1,06 miligramos de alcohol por litro de aire expirado en la primera prueba. En la segunda que se suele realizar para ver si la tasa baja, sucedió todo lo contrario. La tasa aumentó hasta el 1,08.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate