El Comercio
Jesús Sánchez.
Jesús Sánchez. / J. C. R.

«Se está actuando ya con firmeza y de forma discreta en Ciaño», dice el alcalde

  • Sánchez pide «calma» a los vecinos y critica al PSOE por intentar «desgastar al gobierno» con este asunto, en el que hay menores implicados

El alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, es consciente de la alarma social que se ha generado en Ciaño tras los últimos acontecimiento de acoso, centrados sobre todo en los miembros de una familia y realizados por un menor. No obstante, el regidor reclamó a los vecinos -con quienes ya se ha reunido para tratar esta cuestión- «calma y tranquilidad» e informó de que el Ayuntamiento está trabajando de forma coordinada con los servicios policiales y del ámbito de la Justicia «de forma discreta pero con firmeza».

Son muchas las quejas vecinales -expresadas desde la plataforma vecinal creada recientemente por estos hechos- en el sentido de que dicen tener la impresión que no se está actuando contra este problema de convivencia en la localidad langreana. El alcalde apuntó que se trata de una problemática muy sensible ya que los implicados son menores. «Pero esto no quiere decir no se esté haciendo nada», remarcó, a la vez que insistía en que es necesario mantener la calma para evitar que el problema se encone.

Una tranquilidad, agregó el máximo responsable municipal, que se precisa para «trabajar en la resolución del conflicto» y en cuya solución se encuentran implicadas varias administraciones públicas.

Un mensaje especial dirigió Sánchez, de Izquierda Unida, a los socialistas. «Voy a explicar todas las actuaciones que se están llevando a cabo desde este Ayuntamiento a la portavoz del grupo municipal del PSOE. Lo que me parece triste es que se utilice este problema como un arma política», remarcó. El regidor se refería a las declaraciones realizadas el sábado por la edil María Fernández, en las que calificada de «preocupantes» las situaciones que se están viviendo en Ciaño. Y alertaba Fernández de que el problema se estaba extendiendo por el municipio tras ser acosado a la salida del colegio, en La Felguera, uno de los hijos de la víctima de la agresión en Ciaño. La edil le reclamaba al alcalde que actuara ante este «delicado» conflicto.

Sánchez puntualizó que, efectivamente, se trata de un asunto delicado, pero incidió en que es preciso dejar margen para que cada administración pueda ejercer su trabajo. «Es lamentable y peligroso intentar desgastar al gobierno local con este asunto», añadió el regidor. Asimismo, dijo que se dará debida cuenta de todas las actuaciones que se han puesto en funcionamiento «mañana a primera hora», por hoy.

Para esta jornada está convocada una reunión de la comisión de régimen interior en la que la concejala tenía previsto pedir explicaciones.

Preocupación vecinal

La escalada de acoso que se vive en Ciaño está creciendo de forma alarmante, tal y como denuncian las asociaciones vecinales de la población.

El último capítulo se vivió en la tarde del viernes cuando un grupo de chavales esperaba a la salida de un colegio felguerino al hijo del hombre que había sido agredido esta semana, un acto de acoso motivado como represalia por la denuncia por la agresión. «El chaval problemático le sacó una navaja a otro menor y, al final, agredieron a su padre», contaban las asociaciones, que reclaman una solución antes de que siga incrementándose la gravedad del problema.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate