La Asociación Mierense de la Cocina Solidaria estrena comedor

Marcos García Delgado, en primer término, ayer, recogiendo los servicios del comedor.
Marcos García Delgado, en primer término, ayer, recogiendo los servicios del comedor. / J. PARDO
  • Amicos presenta en su nuevo local la memoria anual de sus actividades, que registraron un 5% de aumento en las comidas servidas

El nuevo local de la Asociación Mierense de la Cocina Solidaria (Amicos) ya está en funcionamiento. Se encuentra en La Placina de Santa Marina, en una superficie cedida por el Ayuntamiento local y que ha sido acondicionada gracias a importantes ayudas de particulares y empresas. Por el momento, el establecimiento se utiliza para servir menús a los comensales, ya que la cocina se mantiene en la antigua ubicación hasta completar de forma definitiva el traslado. Así lo comunicó ayer el presidente del colectivo, Carlos Muñiz, durante la asamblea de socios que se celebró para presentar el comedor y anunciar los datos de las actividades correspondientes al ejercicio anterior.

De hecho, los datos recogidos por Amicos registran un ligero incremento en la cifra de comidas servidas durante el año pasado respecto a 2015. Fueron un total de 6.441, lo que supuso un aumento de casi el 5% por ciento. En total fueron 147 las personas que pasaron por el comedor mierense, de las que 62 lo hacían por primera vez.

Del total, 112 fueron hombres y el resto, 35, mujeres. La procedencia de los usuarios era mayoritariamente nacional, 115). Veinticinco de ellos eran procedentes de países de la Unión Europea y siete, de fuera del continente. La mayoría de las personas que acudieron a este servicio solidario tenían una edad comprendida entre los 45 y 54 años. Tan solo acudieron dos menores de edad y otros dos mayores de 64 años.

El colectivo solidario mierense señaló ayer, por tanto, que el perfil de usuario del comedor es un hombre de 45 años, español, transeúnte, que no percibe prestación económica alguna, vive en una infravivienda y tiene o ha tenido problemas con las drogas y el alcohol.

Sin relevancia

En 2015, Amicos ofreció un total de 6.145 comidas, frente a las 6.522 que se contabilizaron en 2014. A la vista de estos datos, la entidad ya apuntaba una cierta mejora de la situación de pobreza con respecto a los peores años de la crisis económica. Así, el pico más alto se contabilizó en 2013, con más de 8.300 comensales. Ahora, el incremento registrado en 2016 no se considera relevante.

Amicos es una asociación muy querida en el concejo, y el pasado mes de noviembre obtuvo la ayuda anual que concede la Red de Asociaciones del Caudal, que disponía de 1.664 euros para entregar a la iniciativa elegida entre un total de siete proyectos presentados.

Temas