Una comisión técnica analiza hoy en Boo el riesgo de desprendimientos

Una comisión formada por técnicos convocados por la Consejería de la Presidencia -que aglutina a expertos de diversos ámbitos como Fomento, Minería y Emergencias- estudian hoy en Boo (Aller) el riesgo potencial y las posibles soluciones de la amenaza que supone una gran roca que se está resquebrajando sobre el mencionado pueblo. Tal y como adelantó EL COMERCIO, la primera visita de los especialistas fue el pasado 6 de abril. Entonces, el alcalde, David Moreno, se reunió con vecinos de la población, técnicos municipales y de una ingeniería para analizar los corrimientos de tierras que se producen en una gran masa de roca caliza. «La idea es analizar la actual situación para buscar soluciones a un posible movimiento de tierras. No es un problema alarmante, pero amenaza a las casas de la localidad», señalaba.

David Moreno señaló ayer que era importante estudiar el alcance real del riesgo, aunque quiso hacer una llamada a la tranquilidad. «Eso es lo que se va a estudiar mañana, ver si hay un peligro inmediato». En todo caso, el responsable municipal quiso agradecer la rápida respuesta del Principado de Asturias sobre el asunto, «ya que al Ayuntamiento carece de capacidad técnica y económica para ofrecer una posible solución». La roca parte de El Picu y se asienta sobre la mencionada población. Sobre el terreno, los técnicos de la ingeniera llamada por el Ayuntamiento comprobaron sobre el terreno las enormes grietas.