El Comercio
La alcaldesa, en el centro, ayer, en la apertura del parque.
La alcaldesa, en el centro, ayer, en la apertura del parque. / J. M. PARDO

Lena ya tramita la compra de la finca para albergar el nuevo centro de salud

  • Sanidad iniciará este verano la instalación del ascensor en el viejo ambulatorio de Pola

La alcaldesa de Lena, Gema Álvarez (IU), rechazó ayer de pleno las acusaciones vertidas por el PSOE sobre el centro de salud. Señaló que hay dinero para proceder a la compra de la finca para el nuevo centro de salud de Pola (en La Ería), dado que está consignado más de medio millón de euros desde hace años. De hecho, dijo, ya se ha iniciado la tramitación para su adquisición y posterior cesión a la Consejería de Sanidad, que será la entidad que proceda a construir el equipamiento.

La regidora, además, informó de que el Principado ya ha iniciado el procedimiento para la instalación del ascensor en el viejo ambulatorio, «una petición hecha por este gobierno local y que ya fue aceptada de buen grado por el Principado». En la actualidad, ya han comenzado las mediciones y está previsto que los trabajos puedan dar comienzo este mismo verano. Con ellos se trata de paliar los problemas de acceso al equipamiento hasta que se pueda construir el nuevo.

Sobre el borrador de presupuesto local, Álvarez recordó que ya se hizo entrega de una propuesta base, similar a la del ejercicio anterior. «Es para que el resto de grupos puedan hacer sus propias aportaciones al proyecto y ver la posibilidad de incluirlas», señaló en respuesta a las críticas vertidas por el PSOE. «Nuestro plan se basa en el mantenimiento de los servicios públicos municipal y en afianzar las políticas sociales».

Nuevo parque para perros

Por otro lado, el Consistorio lenense puso ayer en servicio tres de los cuatro parques para perros abiertos y a disposición de los lenenses en el casco urbano. Uno de ellos se encuentra junto al campo de fútbol del Sotón. Éste último, que fue el primero en ejecutarse, cuenta con dos puertas de acceso: una por el paseo y otra por la carretera. La actuación corrió a cargo de trabajadores municipales.

El segundo se ubica en el barrio de Robleo. Y el tercero, en la calle Las Ubiñas, al lado del paseo del río (tras la gasolinera en el barrio La Colmena). El cuarto está previsto que se levante en el paseo fluvial a la altura de La Barraca. La instalación del cierre de los dos últimos parques (Robleo y La Colmena) fue ejecutada por una empresa. Las obras supusieron un desembolso de casi 15.000 euros. La alcaldesa explicó que las instalaciones eran una vieja reivindicación de los propietarios de los perros del casco urbano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate