El Comercio

Vecinos de Lena y León reclaman compensaciones por las obras del AVE

La estación de tren de Campomanes sirvió como punto de encuentro para los participantes en la jornada reivindicativa.
La estación de tren de Campomanes sirvió como punto de encuentro para los participantes en la jornada reivindicativa. / JESÚS MANUEL PARDO
  • Califican de «verdaderos atentados ecológicos que se deben reparar» los daños producidos a raíz de los trabajos de la variante de Pajares

Vecinos de Lena y las zonas leonesas de La Magdalena y Babia se unieron ayer en el concejo asturiano para «exigir responsabilidades, reparaciones y compensaciones» por los daños que han causado las «interminables y desastrosas» obras de la variante de Pajares. Estas catástrofes ecológicas deber ser corregidas y evitar que se produzcan otras, aseguraron. Este es el sentir de varios colectivos que se reunieron en la localidad lenense de Campomanes para dar a conocer «los perjuicios que están produciendo las obras del AVE», tal y como explicaron los movimientos vecinales involucrados en este tipo de acciones que protagonizaron la jornada.

Casi un centenar de participantes que mostraron su malestar ante lo que consideran «verdaderos atentados ecológicos que deben reparar», aseguró el lenense Xulio Concepción, portavoz de la plataforma ciudadana El Mesqueiru. «Estamos dispuestos a seguir luchando porque no se produzcan más», añadió. Entre los daños criticados por los participantes, figura despilfarros en la inversión, daños en acuíferos y desastres paisajísticos en el valle del Huerna, entre otros.

Todo ello a sabiendas de que «nada tuvo que ver con la mejora de las comunicaciones, sino que se trataba de un negocio basado en el mantenimiento de la obra», explicó Concepción.

Esta reivindicación, que tuvo lugar como antesala del Día Mundial del Medio Ambiente, supone un punto y seguido en las movilizaciones impulsadas por la asociación El Mesqueiru en los últimos años. Este colectivo espera que este tipo de actos sean un aliciente para continuar luchando por el paisaje. La demanda ciudadana está clara, apuntó Concepción: «Que reparen los daños ocasionados y que no se lleve el AVE a Gijón porque supondría dañar otra parte de Asturias».

Sobrecostes «escandalosos»

Según los vecinos afectados, la obra se sobredimensionó y alcanzó unos sobrecostes «escandalosos» que ni siquiera han sido capaces de asegurar su fin. Apoyando estas reivindicaciones vecinales se encontraba Héctor Piernavieja, diputado regional de Podemos, quien incidió en la falta de plazos para concluir los trabajos y mostró su apoyo a los vecinos en la reclamación de los daños que les ocasiona este proyecto.

Los participantes recorrieron caminando Campomanes, desde la estación de tren hasta una parte de la plataforma de las obras, con una pancarta que rezaba: 'AVEriante, 13 años de estafa'. Otro lema que se escuchó fue: 'En defensa de un tren público y sostenible. Por una red de cercanías de calidad y accesible'.

Tras el recorrido, acudieron a la zona deportiva de la localidad para unirse a los más pequeños, que durante toda la jornadas disfrutaron de varios talleres.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate