El Comercio

Un sueño cumplido

Paula Rojo.
Paula Rojo. / J. M. Pardo
  • Paula Rojo recibirá la distinción, el próximo 23 de junio, que la ha hecho merecedora de ser Mierense del año

El próximo 23 de junio, durante las fiestas que se celebrarán en su población natal, donde llegó al mundo en 1990, Paula Rojo recibirá la distinción que la ha hecho merecedora de ser Mierense del año. Dice que se enorgullece de ese privilegio «incluso más que por mí, por mi familia y, en particular, por mis abuelos».

Artista que comenzó su andadura en la Escuela de Música de Mieres y en los coros colegiales, ofrece la impresión de que las alturas a las que la va elevando su éxito, no le han quitado los pies de la tierra y el apego a los paisajes cotidianos. Hecha a sí misma –«no tengo antecedentes familiares en la música», explica–, está realizando ‘un viaje en el tiempo’ (título de su último álbum) que la ha llevado por los andenes televisivos de ‘La Voz’, donde comenzó a crecer su popularidad y que fue, según comenta, «un antes y un después»;a lo que siguió más recientemente su participación en el concurso para elegir candidato eurovisivo, en el que sin ser la ganadora, fue acaso la más aclamada por una canción de cuño propio y de Álvaro Bárcena, ‘Lo que nunca fue’.

Amante del country, interpreta ese género como «un sonido familiar, atemporal, en el que las letras cuentan historias». Y esa inspiración guía sus composiciones, que también acompaña junto a su banda, tocando el ukelele y el banjo. Su primer disco puso en el rótulo: ‘Érase un sueño’. Asegura que ese sueño «se va cumpliendo, lo único que quiero es no despertar» (ríe).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate