El Comercio

La Universidad descontaminará La Soterraña con un plan experimental

Estado en el que se encuentra la antigua explotación de mercurio de La Soterraña.
Estado en el que se encuentra la antigua explotación de mercurio de La Soterraña. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • Utilizará materiales para captar el mercurio y el arsénico de la zona. El proyecto cuenta con una financiación europea de 1,5 millones de euros

De forma muy didáctica, el responsable del proyecto liderado por la Universidad de Oviedo explicaba la futura actuación en los terrenos contaminados de la antigua mina de mercurio de La Soterraña, en Lena. De este modo, Rafael Rodríguez, informaba de que se usarán «subproductos» -que son materiales residuales de empresas asturianas, como escoria de alto horno, yesos, cenizas de térmica o restos de la fabricación de cemento- para «captar y retener» los elementos contaminantes que se encuentran en esta antigua explotación, como son el mercurio y el arsénico.

«A nivel químico esto funciona, ahora se trata de demostrarlo a un nivel de toneladas», señalaba este ingeniero de minas. Será la técnica experimental que se va a desarrollar en esta antigua explotación durante cuatro años y que ha logrado una subvención europea del programa medioambiental Life por un importe de 1,5 millones de euros.

No se trata de retirar los terrenos contaminados, que sería excesivamente costoso, pero sí de tenerlos controlados y de evitar que los metales pesados, por la acción del agua, se dispersen por la zona, según explicó Rodríguez. El ensayo cuenta de dos fases fundamentales. «La primera, se centrará en el tratamiento del propio escombro y, la segunda, en el agua», dijo. Por eso, los residuos sólidos serán mezclados con los subproductos y luego almacenados en una nueva escombrera. Después, se restaurará la superficie con la plantación de árboles y vegetación. Pero eso es solo una parte. «Se harán zanjas filtrantes, donde se van a introducir los materiales activos, a donde llegará el agua sucia para analizar el grado de retención de los contaminantes».

Esta experiencia se va a desarrollar, fundamentalmente en La Soterraña, pero también habrá experiencias en la antigua mina de mercurio de La Terronal en Mieres. ¿La idea final? Es demostrar la funcionalidad a escala industrial -fuera del laboratorio- de esta técnica y poder exportarla al resto de España y de los países de la Unión Europea. Los trabajos darán comienzo en septiembre y se alargarán hasta 2021. Se estima que se usarán hasta un máximo de 20.000 toneladas de esos denominados subproductos para limpiar 7.000 metros cuadrados de terreno.

Economía circular

En el acto de presentación de esta actuación se encontraban, en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo, el rector, Santiago García Granda; la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez; y la directora general de Minería y Energía, Belarmina Díaz, entre otros. El máximo responsable de la institución académica destacó la importancia de desarrollar este proyecto para la reutilización de subproductos y residuos industriales en procesos «innovadores de economía circular», la que incorpora metodologías innovadoras que pretenden convertirse en un ejemplo de buenas prácticas. La mina finalizó su actividad en 1974, en el Valle de Muñón, y su estado actual ha generado ya protestas y preocupación vecinal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate